Como sociedad, nos encontramos sumidos en un escenario en el que la digitalización ha comenzado a dominar la mayoría de los escenarios de nuestro día a día. El surgimiento de las nuevas tecnologías ha obligado a la modificación de una serie de hábitos que hasta este momento teníamos interiorizados. 

Uno de los campos que se ha visto más influenciado por este cambio de paradigma es el ámbito de la comunicación y la información. Como consecuencia de la revolución digital, han sido muchos los diarios que han ido apareciendo en la escena con un papel más que destacado. En el ámbito deportivo, por ejemplo, conviven diarios de corte tradicional como es el caso de Marca o As, con otros asentados en sus estrategias digitales, como es el caso de Viva Fútbol. Un escenario que permite el consumo de noticias de muy diversas temáticas que solo tiene un beneficiado: el usuario final.

El desafío de los medios de comunicación

El ejercicio periodístico ha tenido que adaptarse a marchas forzadas a esta nueva forma de hacer comunicación. Especialmente en aquellos casos que estaban asentados sobre modelos de negocio basados en el universo offline. El crecimiento del interés de la demanda por este tipo de contenido ha sido uno de los principales focos de atención sobre el que la mayoría de los negocios digitales han centrado sus estrategias. 

Una situación que se acentuó especialmente tras la popularización de los smartphones y las tabletas digitales. Pese a que en un primer momento la mayoría del tráfico que se recibía en este tipo de medios tenía su origen en el ordenador, la realidad ha ido cambiando de manera notable en los últimos años. Tras la irrupción en el mercado de los teléfonos inteligentes y de las tabletas digitales, la tendencia mobile first se ha consolidado como la principal estrategia sobre las que los medios digitales han tenido que asentarse con el objetivo de dar una respuesta de calidad a todos sus lectores.

Cada vez son más los usuarios que desvían todo su tráfico online a sus teléfonos móviles. Una situación que ha provocado que todas las páginas web de noticias se hayan tenido que adaptar a esta nueva situación. Adaptando sus páginas web a todo tipo de pantallas, con las que incidir de manera directa en la experiencia de usuario. 

Apostando por la heterogeneidad

Si internet ha disparado la presencia de los medios digitales en España, también destaca especialmente la oportunidad que se desprende actualmente del aumento de la heterogeneidad en la oferta. Los diarios han optado por la especialización de su contenido, con el objetivo de ofrecer la mejor experiencia posible a todos sus clientes. De este modo, actualmente es posible acceder a una información mucho más concreta y detallada sobre multitud de universos, como el deportivo o lo relacionado con la tecnología, por ejemplo.

El ámbito deportivo continúa asentado como uno de los campos capaces de prestar una mayor atención en lo relacionado con sus usuarios. Con una gran cantidad de medios que se encargan de cubrir toda la información relacionada con su actualidad, nutriendo con contenido de gran calidad a la escena y provocando una mejora de la calidad periodística.

En un contexto como ante el que nos encontramos, en el que las redes sociales han acostumbrado a los usuarios a lo relacionado con la inmediatez de todos sus contenidos, los medios digitales no solo se encuentran ante el reto de ser capaces no solo de ser los primeros en publicar un determinado tipo de contenido en la red. Sino también en ser capaces de hacerlo con la calidad suficiente como para que sea atractivo y que destaque por encima del resto de opciones que existen actualmente en el mercado. 

Una diversificación de las vías de ingresos

De manera paralela, la industria también ha tenido que interiorizar diferentes vías de ingresos a las que se podían encontrar hasta el momento en el que comenzó la transformación digital. Hasta la irrupción de los medios digitales, una de las principales vías de ingresos de los medios tradicionales estaba relacionado con el ofrecimiento de sus espacios para la realización de diferentes campañas de publicidad. Especialmente en todo lo relacionado con la prensa escrita.

No obstante, y como consecuencia del aumento del tráfico online, se han tenido que reformular las estrategias de publicidad con las que generar los ingresos necesarios con los que poder convertir sus negocios en sostenibles en el tiempo. En este sentido, las campañas de afiliación, los muros de pago o la publicidad en forma de popup se ha convertido tres vías especialmente destacas. No obstante, no son las únicas.

Los medios digitales se han consolidado como la gran apuesta por la transformación digital en nuestro país. Con cabeceras cada vez más especializadas y una experiencia de usuario capaz de ofrecer el mejor contenido a sus visitantes. Una revolución que ha situado al usuario como el principal beneficiado. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre