Steve Bannon, impulsor de la red ultra europea ‘The Movement’, no ha conseguido el permiso para la constitución por parte de su ariete lobby ultracatólico, Dignitatis Humanae Institute (DHI) de una escuela para políticos fachas europeos en un monasterio del norte de  Roma (Trisulti), propiedad del Estado italiano. Steve Bannon, ex asesor de Donald Trump, y que ejerce de consejero desde 2017 de VOX,  aspiraba a que la abadía de Trisulti difundiera e irradiase su pensamiento y el reconocimiento del ‘Imago Dei’ como la pieza clave de la Civilización Occidental, aquella que acepta la narración que da el Génesis de la creación del hombre a imagen y semejanza de Dios, y lo creó ‘macho y hembra’

La razón del rechazo no es ideológica, según informa La Celosía, sino que el alquiler para 19 años de la histórica abadía de Trisulti, acordado en febrero del año pasado, entre DHI y el ministerio de Cultura de Italia fue fraudulento, tal como habían denunciado periodistas de La Repubblica. En el concurso de cesión de la abadía, los ultras europeos presentaron garantías de la sucursal gibraltareña de un banco danés Jyske Bank, a través de una carta que era falsa.

En el lobby reaccionario Dignitatis Humanae Institute figura como presidente del consejo asesor el cardenal Leo Burke, cabeza del sector del Vaticano que rechaza la enseñanza cristiana del papa Francisco, quien le nombró, para quitárselo de encima, patrono de la Orden de Malta, cargo en el que no se mantuvo mucho tiempo. En el consejo asesor que preside Burke figuran otros 12 cardenales conservadores. Ningún español laico figura en los cargos de DHI, como tampoco eclesiástico alguno. No obstante, Ignacio Arsuaga Rato, fundador y presidente de HazteOir y figura de CitizenGo, es uno de los más activos miembros de la red de DHI, dentro del poderoso Comité Internacional de la Dignidad Humana, que preside Nirj Deva, diputado del Europarlamento durante muchos años, y que es el brazo político más activo del lobby, ya que cuenta con grupos parlamentarios en varios países y una influencia potente en el Parlamento Europeo y en la Comisión. El presidente de DHI, el ex eurodiputado Luca Volonté comparte con Arsuaga puesto en la ejecutiva de CitizenGo.

Steve Bannon y el lobby DHI, cuentan  ya con una amplia red de organizaciones que aspiran a penalizar el aborto, acabar con el empoderamiento de la mujer, reprimir la homosexualidad, pero también de soportar la ideología neoliberal económica, desde el liderazgo de Benjamin Harnwell, miembro notable del partido conservador británico. Harnwell ha movilizado en el Parlamento Europeo los llamados Mises Circle, para promover la escuela económico austriaca que encabezó Mises, y también fue fundador del Right Approach Group, en orden a buscar soluciones a muchos problemas con ideas de libre mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 4 =