En el Partido Socialista Obrero Español en Andalucía no terminan de enterarse de lo que les ha pasado, y una vez que comiencen a estar en la oposición van a darse cuenta de que sus enemigos peores no estaban en los otros partidos sino dentro de sí mismos. Quizá deberían ser menos altivos y comenzar a lavar mortajas enmohecidas porque han cavado su propia fosa.

Sí, claro que me preocupan las políticas que puedan desarrollar Casado y Rivera y sus grupos de intereses, la oligarquía tradicionalista y sus serviciales aprendices de banqueros, pero ellos venden su producto y el electorado tiene derecho a comprárselo; apurando la heces de esta copa de cicuta: hasta los nacionalcatólicos sustentados por el analfabetismo sin complejos que les van a permitir gobernar, tienen derecho a ser votados.

A vuelapluma, recordemos que el PSOE ha sacado poco más de un 10 y VOX un 4, que se acerca a la mitad de sus votos, casi un 6 PODEMOS-IU, un 6,5 CIUDADANOS y un 7,5 el PP. Lo digo así para evitar esas lecturas triunfales que hace cada partido para su gloria mayor. Por encima, la derecha consigue sumar 18 puntos y la izquierda 16: y ésa es la ¿nueva? mayoría sociológica de Andalucía.

Pues bien: ¿nueva? Creo que es cosa de caretas. Es imposible que todo ese voto tripartido conservador venga del Popular. ¿Sin esta oferta electoral habrían votado a un PP andaluz, cuyo candidato y futuro Presidente de la Junta todavía nadie sabe cómo se llama, el doble de personas que al PSOE? Ni soñando se lo creen, la derecha andaluza se ha ido conformando con las políticas del socialismo sureño, tan peculiar él… y ahora: fuera máscaras.

Yo creo que VOX (versión caricaturesca de los otros dos) debe más a Canal Sur y su basura pseudoandaluza que a ninguna otra fuente; el exceso de gazpacho, salmorejo, risotada ignara, migas con chorizo, matrimonios desgraciados, romerías y olé, toros para todos, niños circenses, sevillanas “patujúbilo”, gomina híspalis, un tal Lorca, éste es mi pueblo, y jajá jajá jajá, han convertido a chulangones con bigote, alterne, vinotinto y buena planta en el modelo de andaluz cuyo paradigma nos estigmatiza como culpables a las tías, maricones listillos, intelectuales, moros, negras, culturetas, lectores, cinéfilos y amantes de la música de cámara. Se ha impuesto el “Señorito 7.0”, que te la mete doblá pero con muchos holobytes.

¿Me puede explicar alguien por qué es más seña de identidad andaluza el flamenco que la polifonía de Cristóbal de Morales? ¿Por qué un criminal violador que hacía gala de serlo sigue enterrado en un terreno del que se ufana la sevillanía? ¿Por qué la copla y otras músicas populares tienen el lugar en una televisión regional que jamás ocupan ninguna de las cuatro orquestas sinfónicas que se financian públicamente? ¿Por qué el toro bravo o el caballo bailongo son más andaluces que el flaco galgo ahorcado, el triste camaleón playero o la salamanquesa nocharniega de verano? ¿Por qué José María Conget viviendo en Sevilla desde hace años es menos andaluz que García Montero en Madrid? ¿Menos Albéniz, el catalán andaluz, que Picasso, el andaluz francés? ¿Por qué poetas como María Victoria Atencia o Antonio Carvajal o, más jóvenes, Aurora Luque, verbigracia, reciben menos atención que el enésimo aniversario literario de otra vez Lorca o Alberti o el 27 o las mujeres del 27 (a los que nadie lee) con alharacas de renovada obra teatral de los mismos de siempre con su flamenquito y su tragedia guerracivilesca y su crimen de celos, o cansautores cansinos cansando con los poemas de siempre?

Hemos hecho una Andalucía de cartompiedra repleta de tópicos típicos en la que la idiocia más churrera (léase a voluntad) ha impuesto su criterio, mientras nuestros gobernantes y nuestras gobernantas socialistas peleaban por ser más mantilla, más patilla, más caballo, más feria, más virgen o más potaje. Esto es lo que ha alimentado la estructura sociológica útil para vertebrar el discurso populista (populismo del de verdad) de la derecha reaccionaria, y es obra del PSOE: por tanto menos golpes de pecho, menos dignidad impostada y más copernicanismo, más cambio y sobre todo en sus propias filas, no sea que vean precipitarse el final de este largo camino a la destrucción del socialismo que se iniciara con el “OTAN, de entrada no” y la Huelga General que les situó en la derecha política in illo tempore.

Si quieren remedio sólo hay un camino, y lo pueden poner en práctica en la tonelada de pueblos que aún gobiernan: dispongan de talento y no de paletos y catetas dóciles que manejen a los pueblos para votarles sin importar cómo ni por qué; inviertan en Cultura, promuevan el pensamiento y la crítica y abandonen ese folklorismo barato y perpetuador de las diferencias de clase y de género; sepárense de la Iglesia puñetera, porque al final financia a los rancios y viaja con el fascismo, como siempre y como no puede ser de otra manera; ahora la han perdido, preparémonos, pero promuevan la Educación como vía de concienciación de la memoria histórica y no de la “grandeur” supuesta de una Andalucía que nunca ha existido, estudio, trabajo y pensamiento crítico: no consolidación de un modelo educativo que termina separando a la Pública para una mayoría donde se aprueba (y aún así se abandona) de la Privada-Concertada preparada para esa minoría dominadora, desde la medio burguesa a la clase alta perpetuando las diferencias hasta la semiesclavitud; hagan política de verdad y no esa ilusión de gestión deficitaria adobada con propaganda.

Sois víctimas, sois culpables; empezad por ahí y volveréis a la izquierda, y quizá al Gobierno.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorFeliz 2019
Artículo siguienteOfrecer calor humano
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

1 Comentario

  1. En el p$.e e no tanto pero Susana Diaz si pqe ella ha levado politicas economicas
    de neoliberales tipo PP
    y ahora solo va a blanquearse ,
    de modo que lo mas izda que van a votar si echan a la derecha es mas neoliberalismo de susana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here