Sánchez se comprometió hace unos días en su primera entrevista como presidente del Gobierno, a tomar la decisión de exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, para convertir ese lugar en un centro de homenaje a las víctimas y de reconciliación, aunque no concretó cuándo: “Veremos la fecha y el momento”, dijo entonces. Ahora parece que el “desahucio” de los restos del dictador es inminente.

El Gobierno, antes del traslado, quiere hablar con los familiares del dictador para preguntarles en qué cementerio quieren que el cuerpo de Francisco Franco encuentre reposo definitivo. Tras ese traslado, el Ejecutivo quiere negociar con el resto de los partidos cómo convertir el Valle de los Caídos en un lugar de memoria de todas las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo.

De momento, todos los partidos menos el PP son favorables a convertir el Valle de los Caídos en un lugar de memoria de todas las víctimas, incluido Ciudadanos, aunque habrá que espera a la concreción de las medidas para ver el consenso con el que cuentan.

El objetivo de los socialistas es convertir el Valle de los Caídos «en un lugar de reconciliación y memoria de todos los españoles», sin que ninguno de los dos bandos en conflicto en la Guerra Civil predomine sobre el otro, como ocurre en la actualidad.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Y si la familia no quiere hacerse cargo de los restos,pues como los restos de cualquier otro ciudadano español cuyos familiares no quieren pagar ni hacerse cargo:A UNA FOSA COMUN!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre