viernes, 17septiembre, 2021
29.6 C
Seville

Inhibición

Fernando Ayala
Doctor en Historia y miembro de la CEP del PSOE de la provincia de Cáceres. Responsable del Área de Memoria Democrática de la Ejecutiva Regional del PSOE de Extremadura.
- Publicidad -

análisis

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...

La pirámide de Nacho Cano: un monumento faraónico al «capitalismo de amiguetes»

El cantante y empresario Nacho Cano, ex de Mecano, ya tiene luz verde para construir su Teatro Malinche, una pirámide azteca de treinta metros...

El Repaso del 17 de septiembre: análisis de las principales noticias de actualidad

Hoy en El Repaso, como cada día, ofrecemos a nuestros lectores un análisis de las principales piezas de actualidad. Al final del video, además,...

Sánchez marca la diferencia entre la sociedad española y catalana

Cuando se inicia un proceso de diálogo el objetivo prioritario es alcanzar el arreglo. La primera reunión de la mesa de negociación demostró que...
- Publicidad-

Algunos de lo sucesos que estamos viviendo, más bien padeciendo, últimamente, no deben hacernos caer en la tentación de buscar excusas que suavicen, que comprendan, que amparen o que dulcifiquen sus consecuencias.

Por ir comenzando, vamos a referirnos a la denominada violencia descontrolada. Estos actos vandálicos que se están produciendo en algunas ciudades, principalmente catalanas, y que, por cierto, no es la primera vez que ocurren bajo diversa casuística, pueden hacer una apelación al intento de pasar página, inhibirnos. El objetivo buscado podría ser el de calmar las situaciones o, en el caso más oscuro, con la pretensión de encauzar alguna negociación, ya sea política, ya sea más relacionada con la adaptación del Código Penal.

Pero lo cierto es que, la violencia, por mucho que tenga razones que la expliquen, ojo, no que la justifiquen, nunca puede ser motivo para que el Estado y los Poderes que le acompañan, abandonen sus tareas y sus responsabilidades.

Del mismo modo, conductas reprobables, las haga cualquier ciudadano, tienen que ser reprimidas tanto desde el punto de vista dialéctico, como desde las indicaciones que marquen nuestras leyes, con el objeto de que podamos seguir siendo ejemplares. Es decir, no puede haber distinciones en el cumplimiento de las normas ni por nacimiento, ni por supuesto prestigio social adquirido años atrás.

Finalmente, estamos asistiendo a la escenificación de elementos singulares de la escena mediática que, disfrazados con la pátina que les da la fama, procuran enseñarnos el camino de la rebelión frente a gobiernos presuntamente liberticidas.

Intentan todos mostrar que las funciones delegadas y que otorgan algún tipo de mandato chocan frontalmente con la independencia completa del individuo. Así pasamos de aquel que nos inquiría con mensajes tales como “ ¿Quién te ha dicho a ti que yo quiero que conduzcas por mi” hasta los que nos asustan con la inserción de chips en nuestros organismos y que doblegarán totalmente la voluntad personal.

De ahí a negar las enseñanzas de la Ciencia hay un paso muy estrecho. No podemos dudar ante el propósito de construir una sociedad en la que los valores que primen sean los de las intuiciones, las supersticiones, el abandono de la Razón o la persistencia en la teoría de que todos nos persiguen.

De este modo, si hemos decidido sumar fuerzas y crecer gracias a lo que hemos aprendido a lo largo de la Historia, no dejemos que la anécdota, el chascarrillo o en el peor de los casos la fuerza entendida como motivo justificante, sean las que guíen nuestros pasos.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...

La resaca de la Diada

Ya ha pasado la Diada Nacional de Cataluña aunque todavía mantienen en las televisiones declaraciones de unos y otros sobre el tema.     Es el...

Continúa el golpe de estado energético

A pesar de los esfuerzos del Gobierno para frenar la deriva de la crisis que se está creando por el incremento de la factura...

Abascal denuncia un posible pacto PSOE-PP

Las luchas internas en el Partido Popular provocadas por la estrategia de Isabel Díaz Ayuso para, en primer lugar, lograr la Presidencia del PP...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Alerta: en España hay muchos más negacionistas de los que parece

¿Se acuerda el ocupado lector de aquel tiempo tan feliz, cuando presumíamos de que en España no había fascistas ni partidos o movimientos ultraderechistas...

La resaca de la Diada

Ya ha pasado la Diada Nacional de Cataluña aunque todavía mantienen en las televisiones declaraciones de unos y otros sobre el tema.     Es el...

Continúa el golpe de estado energético

A pesar de los esfuerzos del Gobierno para frenar la deriva de la crisis que se está creando por el incremento de la factura...

Abascal denuncia un posible pacto PSOE-PP

Las luchas internas en el Partido Popular provocadas por la estrategia de Isabel Díaz Ayuso para, en primer lugar, lograr la Presidencia del PP...