Según la oenegé SOS Racismo, el informe de Migreurop Encerrados y excluidas. Detenciones informales e ilegales en España, Grecia, Italia y Alemania examina el uso de la detención administrativa de personas extranjeras en cuatro Estados miembros de la Unión Europea (UE) en 2019. La investigación muestra cómo, tanto en países de primera llegada como Italia, Grecia y España, como en un presunto país de destino como Alemania, la detención de personas está cambiando, adoptando nuevas formas y nuevos motivos.

En particular, el presente informe denuncia que, en 2019, las autoridades han hecho un mayor uso del recurso a la detención administrativa fuera o al margen de los marcos jurídicos existentes. La red Migreurop considera que encerrar a las personas exiliadas sin respetar o retorciendo la legislación vigente supone una generalización de la detención ad hoc e informal, lo que conlleva a una mayor precariedad y deterioro de las condiciones de detención.

La reciente presentación del Nuevo Pacto Europeo sobre Migración y Asilo ha suscitado el debate sobre si esta nueva propuesta mejorará la forma en que se regula la migración en la UE y la situación de las personas migrantes y refugiadas. El presente informe muestra que muchas de las medidas propuestas en el Pacto son prácticas que ya han sido y son implementadas por los Estados miembros, y que son dañinas y perjudiciales para las personas migrantes.

La evolución de la detención en los diferentes Estados miembros no es homogénea en toda la UE. La forma, las modalidades y los motivos de la detención administrativa dependen de los contextos nacionales y de la posición geográfica de cada Estado miembro en el régimen fronterizo de la UE. Migreurop lleva tiempo denunciando que la UE ha desarrollado un régimen de gobernanza de la migración y las fronteras basado en un reparto desigual de las tareas de control, dentro y fuera del territorio de la UE, siendo los Estados miembros situados en la periferia los responsables de filtrar la movilidad considerada como «indeseable», en nombre de sus homólogos del Norte y del Oeste. En este sistema, la doble práctica de la detención y de la expulsión desempeña un papel fundamental.

El informe se produce en medio del debate político por la última oleada de migrantes en las Islas Canarias y la propuesta de la extrema derecha de Vox de incrementar las devoluciones en caliente e incluso de movilizar a la Marina Española para impedir la entrada de personas irregulares en nuestro país.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Me parece increíble que pasa que estos invasores se sienten maltratados en España esto tiene muy buena solución que vuelvan a su país de procedencia y que se pudran allí

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre