La prensa de todo el mundo miraba al Parlament de Catalunya. La aprobación de la ley secesionista que dio luz verde a la ley del referéndum tuvo una repercusión mundial.

Un repaso a la prensa internacional, donde la mayoría de periódicos de renombre tratan de explicar a sus lectores el bloque entre la Generalitat y el Gobierno Central.

 

The Economist

Advierte de que el independentismo podría estar sobrevalorado:

‘Los separatistas están entusiasmados, aunque las encuestas son engañosas. Mientras un tercio de los catalanes son separatistas convencidos, muchos otros están simplemente enfadados por el dinero de sus impuestos que apoya a otras regiones’.

Avisa de que ‘una transición tranquila para dividir un miembro de la UE requeriría cambios legislativos en Bruselas y en Madrid, que puede que nunca lleguen’. Y llega a una conclusión contundente:

“Las causas directas de los problemas económicos de Cataluña son la recesión y la administración ruinosa de los gobiernos regionales anteriores. La independencia no cambia eso. No está claro aún si los separatistas son, como el Rey de España dice, perseguidores de quimeras”.

 

The Washington Post

‘Mas podría adelantar las elecciones regionales que podrían convertirse en un referendo sobre la independencia y generar más problemas al Gobierno central’, indica.

The New York Times

“Lo último sobre la candidatura del gobierno catalán para celebrar un referéndum de independencia (siempre local)”:

“Los medios de comunicación españoles informan que el máximo tribunal del país ha suspendido preventivamente la convocatoria para un referéndum sobre la independencia de Cataluña después de aceptar un llamamiento de las autoridades centrales de Madrid”.

“La medida fue ampliamente esperada después de que el primer ministro Mariano Rajoy anunciara que el gobierno estaba desafiando tanto un controvertido proyecto de ley para legitimar el voto de independencia como un decreto del gobierno regional catalán convocando a los votantes para la votación del 1 de octubre”.

Ayer este mismo medio señala:

“Mas se arriesga forzando en exceso sus bazas con Rajoy. Ha insinuado, con deliberada ambigüedad, que si no se alcanza un acuerdo financiero se abriría el ‘camino a la libertad’ para Cataluña. Pero, para que Cataluña se separe de España, la Constitución debería ser modificada (lo que es poco probable) y la independencia de la región debería ser aprobada por un referendo entre todos los españoles, no solo los catalanes (lo que es también altamente improbable)”

 

‘The Guardian’ (Reino Unido)

“Cataluña mantendrá el voto por la independencia a pesar del enojo en Madrid”, explica “el parlamento regional aprueba la ley referéndum y el gobierno nacional de España lo llama ‘atrocidad constitucional'”. “los separatistas catalanes insisten en que esta rica región noreste tiene un derecho político, económico y cultural a la autodeterminación”.

 

Admite que ‘una mayoría separatista en el Parlamento [autonómico] catalán podría provocar una crisis constitucional’.

 

‘BBC’ (Reino Unido)

Titula: “El Parlamento de Cataluña aprueba el referéndum de independencia”. “Los partidos separatistas que tienen una escasa mayoría respaldan la ley de referéndum y el marco legal necesario para establecer un estado independiente”, añade. “Los dirigentes catalanes ya han actuado para sustituir a los funcionarios que no se han visto como suficientemente a favor de votar. El jefe de la policía de la región, los Mossos d’Esquadra, Albert Batlle, dimitió de su cargo durante el verano”.

Las elecciones ‘podrían ser vistas como un referendo sobre la autonomía, aumentando la presión sobre el Gobierno central’,

 

The Telegraph (Reino Unido)

“La velocidad de los acontecimientos ha cogido a casi todo el mundo por sorpresa, incluido el propio Mas. CiU, hasta ahora, ha aplicado una política de calculada ambigüedad respecto a la secesión. Mas ha girado rápidamente, abrazando como suyo lo que denomina el clamor popular”.

 

‘Le Monde’ (Francia)

Titular: “El Parlamento de Cataluña adopta la ley que prevé un referéndum sobre la autodeterminación”. “Los más fervientes defensores de la unidad de España ya empiezan a impacientarse. Ante la sede de la delegación del gobierno español en Cataluña, unas 100 personas se habían reunido en la tarde del 6 de septiembre para pedir al Gobierno que no esperara a aplicar el artículo 155 de la Constitución. Al mismo tiempo, la Guardia Civil se preparaba para atacar una imprenta donde se imprimía material electoral”.

 

‘Le Figaro’ (Francia)

“Cataluña abre camino a la independencia”, repite la declaración de que se trata de un “golpe de Estado“, citando a la oposición: “La suspensión de la ley sobre el referéndum por el Tribunal Constitucional está fuera de toda duda. Lo que no se sabe es qué pasará después. En julio pasado, el presidente catalán, Carles Puigdemont, ya dijo a ‘Le Figaro’ que pretendía desobedecer a los jueces si decidían cancelar el referéndum o suspenderlo de sus funciones”.

 

‘USA Today’ (EEUU)

“Cataluña fija oficialmente el voto de independencia para el 1 de octubre”. “El bloque independentista ha argumentado que el control total beneficiaría a Cataluña, una idea que obtuvo apoyo en tiempos de alto desempleo y duras medidas de austeridad como resultado de la crisis financiera española de 2008-2013”.

 

‘Financial Times’ (Reino Unido)

“Cataluña aprueba el proyecto de ley para romper con España”, Titula y a continuación dice: “Esta región en camino de colisión con Madrid persigue sus planes de compensación para el referéndum del 1 de octubre”.

‘A menos que [Rajoy] pueda hacer un gesto plausible hacia las demandas catalanas, el separatismo se convertirá en imparable, diga lo que diga el Rey’.

Concluía que “para hacer frente a la situación de emergencia, España necesita un acuerdo nacional de partidos como los Pactos de la Moncloa de 1977 que marcaron el camino de España hacia la democracia”.

En otro artículo, Financial Times también apunta que “el no de Rajoy al concierto intensificará en las próximas semanas los conflictos políticos y fiscales entre ambos gobiernos”, considera que, “si Rajoy hubiese aceptado la propuesta de Mas, habría aumentado aún más la brecha entre los diferentes grados de autonomía de las regiones españolas, una situación que regularmente obliga al Gobierno central a renegociar los términos de la autonomía con varias regiones”.

 

Chicago Tribune

El discurso falaz del España nos roba, repetido una y otra vez en los últimos años desde las terminales mediáticas nacionalistas, sin que prácticamente nadie se haya molestado en replicarlo, ha calado entre buena parte de la ciudadanía de Cataluña. ‘El recrudecimiento del separatismo catalán se basa en la convicción de que Madrid está drenando económicamente a la región’, constata la agencia Reuters.

La salida de la UE, freno a la independencia

Un portavoz de la Comisión Europea acentuó que “la independencia de Cataluña la situaría fuera de la UE”, y el pasado miércoles el presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso, ha limitado el debate de los movimientos secesionistas en la UE a una cuestión interna de los estados miembros en los que la UE no debe interferir”.

Así lo reitera Reuters: ‘La secesión complicaría la relación de Cataluña con Europa. La UE dice que una Cataluña independiente secesionada tendría que solicitar el ingreso en el grupo’.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Si sigue el deterioro de España, se irán acentuando las tendencias independentistas en Cataluña, puede que ahora no triunfe el partido independentista, pero si todo sigue así, tarde o temprano la independencia será un hecho.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre