miércoles, 16junio, 2021
20.5 C
Seville

Inclusión real y efectiva de las personas con discapacidad o diversidad funcional

- Publicidad -

análisis

Isabel III, reina de España por la gracia de Dios

Se llama megalomanía o delirio de grandeza y lleva a quien lo padece a perder el norte, a confundir el sentido de la realidad...

Nuevo golpe de Casado a la democracia: saca al PP del pacto antitransfuguismo

Desde la Operación Murcia, en la que el PP logró comprar las voluntades de tres diputados tránsfugas de Ciudadanos para derrotar la moción de...

Juana Rivas no cejará hasta recuperar a sus hijos de su progenitor condenado por violencia de género

No lo tendrá nada fácil legalmente, pero Juana Rivas no cejará hasta recuperar a sus dos hijos de su progenitor condenado por violencia de...

El Repaso del 15 de junio: El Gobierno del lado del Santander, los indultos a los presos políticos, y el nuevo escándalo fiscal del...

Como cada día, en El Repaso, analizamos la actualidad interactuando con nuestros lectores. Hacemos un repaso breve de las noticias más destacadas, en formato...
- Publicidad-

El Movimiento Por la Discapacidad nace a consecuencia de la indolencia y abandono de los diferentes Gobiernos, Administraciones Públicas y Sociedad en general. Dicen defender y amparar nuestros derechos y necesidades, pero no es cierto, todos hablan de INCLUSIÓN y se les llena la boca diciéndolo, pero, ¿cuál es la realidad? La segregación de las PCD en todos los niveles de la sociedad, educativo, laboral,  social, … puede conllevar a falta de autoestima, de confianza, de identidad, aquellos PCD que tienen alguna discapacidad física de movimiento, han de enfrentarse día a día a muchísimas barreras urbanas que también ayudan a producir segregación, a nivel profesional, sabemos que encontrar trabajo es una ardua tarea para todos los ciudadanos en edad de trabajar, pero para las PCD esta situación se triplica, pues, es cierto, existe la llamada “discriminación positiva”, donde la ley marca que aquellas empresas con más de 50 trabajadores están obligadas a tener un 2% de personal con discapacidad trabajando, pero el 80% de las empresas incumplen esta ley, acogiéndose a la posibilidad de realizar una subcontrata con un Centro Especial de Empleo donde al trabajador con discapacidad se le exige el mismo rendimiento que a un trabajador sin discapacidad, por un sueldo inferior, con una diferencia bastante acusada ya que las PCD cobraron un 20,7% menos que los no discapacitados.

Las Personas Con Discapacidad tenemos derecho a tener una vida independiente, a evolucionar y desarrollarnos plenamente como el resto de las personas, pero es habitual que nos impidan crecer y evolucionar en la sociedad en que vivimos que nos juzga por nuestra discapacidad, no por nuestras capacidades, la sociedad no ha evolucionado como lo hemos hecho las personas con una diversidad funcional  pues aún existe en la conciencia de muchos que, tener una discapacidad implica ser inferior, perder derechos básicos y no ser considerado parte de la sociedad.

Pero las Personas con Diversidad Funcional debemos tener las mismas oportunidades que las Personas Sin Discapacidad, siendo responsabilidad de toda la sociedad que podamos vivir y desarrollarnos en PLENA INCLUSIÓN creando una interacción con aquellos entornos que puedan ofrecer algún tipo de barrera, creando de este modo entornos INCLUSIVOS permitiéndonos formar parte de la sociedad y desarrollarnos.

Las mujeres con discapacidad o diversidad funcional, también sufrimos de segregación o de una doble discriminación, en primer lugar, por razón de sexo y, además por sufrir de una discapacidad ya sea física, sensorial, cognitiva, sensorial, intelectual… En primer lugar, en la participación laboral de la mujer con diversidad funcional y si ya nos ponemos a hablar de que una mujer con discapacidad llegue a ocupar algún cargo en patronatos o juntas directivas… mejor ni hablar, es un hándicap.

Para lograr que tengamos los mismos roles y oportunidades en todos los aspectos de la vida y conseguir el empoderamiento de las personas con discapacidad, debemos de comenzar por tener políticas y prácticas adecuadas que nos lleven a una INCLUSIÓN en:

  • Educación. – la ONU publicó un informe sobre el sistema educativo español en el cual se indica que dentro del sistema educativo español existe un trato injusto y discriminatorio dirigido a niños y niñas vulnerándose con ello el derecho a recibir una educación INCLUSIVA que se da cuando un niño o niña con diversidad funcional está asistiendo a clase en una escuela ordinaria, pensamos que ese niño o niña no puede  recibir la misma educación que un niño sin esa diversidad, creemos que tiene unas necesidades educativas especiales, al resto del alumnado lo que hace que requiera de una adaptación individual, pensamos que va a limitar a sus compañeros a la hora de que avancen en su aprendizaje, que no puedan participar en clase, que precisen de mayor atención por parte del profesorado. Todo ello es una GRAN FALACIA, existe una gran literatura científica desde décadas que explica que EDUCARNOS JUNTOS ES ALGO POSITIVO PARA TODO EL ALUMNADO y NO SOLO para el alumnado con diversidad funcional, pues está demostrado que sólo aprendemos de las diferencias, lo cual implica que los ambientes en los que se convive con ellas, educativamente son más ricos.

De lo que hablamos es del derecho a la educación de todas las personas, derecho que está proclamado en el artículo 26 de la Declaración de los Derechos Humanos que España está vulnerando

  • Laboralmente. – El derecho al trabajo se recoge en nuestra Constitución en su artículo 35.1 que reza que “todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través de su trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia…” También el artículo 27 de la Convención de la ONU sobre Derechos de las Personas con Discapacidad contempla el reconocimiento de las personas a “trabajar en igualdad de condiciones con las demás; ello incluya el derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado”.

Todos nos beneficiamos de esta inclusión, pero para que se pueda llevar a cabo es necesario derribar todos aquellos obstáculos existentes ocasionando un efecto macroeconómico indiscutible.

Somos un colectivo bastante numeroso, sin embargo más del 74% no tiene trabajo, tenemos múltiples capacidades y potenciales aprovechables para el trabajo pero no se tienen en cuenta, somos clasificados por nuestras discapacidades, es habitual que se nos aparte y seamos excluidos del sistema, para salvar este escollo tan importante es necesario contar con  profesionales que luchen para lograr la inclusión laboral de las PCD, que lleguemos a tener las mismas condiciones laborales y monetarias que el resto de los trabajadores que no tienen discapacidad.

  • Socialmente. – El grupo de las personas con discapacidad somos un grupo muy heterogéneo, pero que todas en mayor o menor medida, necesitamos una protección singular en el ejercicio de nuestros derechos humanos y libertades básicas.

La inclusión debe de recoger la participación de las PCD en todos los roles de la sociedad como es la amistad, contar con las PCD como miembros de la sociedad participando en actividades sociales, contar con nosotros para programas de educación y en actividades que promuevan la actividad física, que mejoren la nutrición…

  • Familiarmente. – La familia es el primer núcleo de desarrollo, es el entorno a partir del cual evolucionamos y desarrollamos en varios niveles emocional, intelectual y cognitivo. La familia tiene un papel fundamental en el desarrollo de todos los individuos adquiriendo por ello un papel fundamental para que la persona con discapacidad adquiera la máxima autonomía.

Pero la familia debe de evitar la sobreprotección de la PCD, ha de educar al hijo con discapacidad dentro de una autonomía, con confianza y una buena autoestima. Le educación debe ser lo más normalizada posible huyendo de estereotipos.

Un hijo con discapacidad nos cambia la vida, nos enseña valores nuevos y actitudes que marcarán a todos la familia.

La familia que tenga un hijo con algún tipo de discapacidad debe de realizar un cambio de prioridades, valores y templanza debe de lograr una mayor templanza ante las situaciones difíciles o complicadas y ponerse en lugar del otro. Debe tener resiliencia que es la capacidad de sobreponerse a situaciones difíciles. Ha de ser humilde, tener un gran espíritu de lucha, solidaridad y una gran motivación y tolerancia con un gran respeto dirigido a la diferencia.

Con el fin de lograr la INCLUSIÓN REAL Y EFECTIVA es necesario prácticas y políticas con el fin de identificar y eliminar barreras, obstáculos físicos, obstáculos de comunicación.

La inclusión implica:

  • No a la discriminación.
  • Facilitar las comunicaciones y el ambiente físico.
  • Adaptaciones físicas.
- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Martes negro: cuatro personas mueren en el trabajo

Ayer se produjo un martes negro con la muerte de cuatro personas mueren en el trabajo. La secretaría de salud laboral de UGT, Ana...

Isabel III, reina de España por la gracia de Dios

Se llama megalomanía o delirio de grandeza y lleva a quien lo padece a perder el norte, a confundir el sentido de la realidad...
- Publicidad -

lo + leído

Martes negro: cuatro personas mueren en el trabajo

Ayer se produjo un martes negro con la muerte de cuatro personas mueren en el trabajo. La secretaría de salud laboral de UGT, Ana...

Isabel III, reina de España por la gracia de Dios

Se llama megalomanía o delirio de grandeza y lleva a quien lo padece a perder el norte, a confundir el sentido de la realidad...