El centro comercial, aún en llamas.

Aunque los números cambian a medida que pasan las horas, el último recuento arroja la triste cifra de 53 fallecidos tras un incendio que ha arrasado un centro comercial en Siberia, en la ciudad de Kémerovo. Las cifras siguen aumentando a medida que los servicios de emergencias rescatan cuerpos, puesto que tal y como aclara el ministro local adjunto de emergencias Alexandre Emyerev “nadie sabe cuántas personas había dentro cuando empezó el fuego”.

Según los testimonios que varios de los testigos han contado a los medios de comunicación rusos, las alarmas antiincendios no saltaron ni siquiera cuando el humo llenaba ya la planta superior del edificio entera.

Algunas de las investigaciones preliminares aseguran que el incendio se generó en una de las salas de cine, donde se han “desplomado tres cuartas partes del techo”, tal y como aclaraba a la prensa el Comité de Investigaciones de Rusia (CIR). Además, según las últimas declaraciones de los investigadores rusos, se ha detenido a cuatro personas en relación con el incendio, incluidos dueños y arrendatarios de las tiendas del centro comercial, por una posible negligencia.

Los investigadores siguen buscando a posibles supervivientes, y calculan que al menos 69 personas, entre ellas 40 niños, siguen atrapados dentro del edificio.

Los servicios de emergencias tardaron hasta 17 horas en apagar las llamas, y al haberse colapsado varias partes del edificio, aún se mantiene la esperanza de encontrar a las personas atrapadas en el interior con vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × cuatro =