Foto: Twitter

La Justicia, con su balanza y sus ojos vendados, aún está intentando quitarse el rubor tras el espectáculo deprimente que dieron sus servidores al imputar y citar a declarar al humorista Dani Mateo por un sketch en el programa El Intermedio en el que se sonaba la nariz con la bandera de España. Aún resuenan los alaridos del nacionalismo patrio porque entendieron que Mateo atacó a los símbolos nacionales.

Sin embargo, ahora calla una parte importante de aquellos que se escandalizaron, hasta el punto de pedir cárcel para el humorista, tras el acto del alcalde del Partido Popular de Talavera de la Reina (Toledo) quien se limpió una cagada de paloma con ¡la bandera de España! Lo de Dani Mateo fue humor, lo de Jaime Ramos fue realidad.

¿Qué dice ahora el nacionalismo español cuando uno de los suyos ha «ultrajado» un símbolo de la patria utilizándolo a modo de toallita húmeda para limpiarse su chaqueta? Una parte calla y la otra vocifera nuevamente. Vox ha enloquecido, como era de esperar, ante el acto «antipatriótico» (así lo han llamdo) y ha atacado duramente al alcalde.

Sin embargo, el PP calla mientras Ramos se ha visto obligado a responder, en primer lugar, pidiendo disculpas por si alguien se hubiese sentido ofendido y, en segundo término, diciendo que fue un acto reflejo para limpiarse «una pelusa».

Fuese pelusa o excremento, la verdad es que el acto del alcalde de Talavera está al mismo nivel que lo que hizo Dani Mateo en televisión, con la diferencia antes apuntada. Lo que realmente sorprende es la baja intensidad de la reacción por parte de los foros y medios del nacionalismo patrio. ¿Se imaginan que Oriol Junqueras o Raül Romeva se hubiesen limpiado una pelusa o una cagada de paloma con la bandera de España? Se habría pedido la lapidación, como mínimo. En cambio, como quien realizó ese acto fue uno de «los suyos» todos callan, salvo, evidentemente, los que se creen los propietarios de la patria y de sus símbolos y no reconocen ni la diversidad ni la libertad.

3 Comentarios

  1. Sin ver los echos suena muy fuerte, luego resulta ser otro artículo sensacionalista contra un político, luego os preguntaréis por la muerte de la prensa…

  2. Pues habría que hacerselo llegar al wayoming para que le diera publicidad. Más vale que se dedicará a arreglar las calles que es una vergüenza como tiene Talavera.

  3. Los franquista, todos, hacen suya la máxima popular:
    Lo ancho para mi, lo estrecho para ti. Pura ley del embudo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + diez =