El rector de la URJC, Javier Ramos, y su Gerente General, Luis Mediero, han sido imputados tras la querella presentada por Jorge Urosa Sánchez, profesor que ha levado a los responsables de la Universidad ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Móstoles.

La querella acusa a Ramos y a Mediero de presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, y falsedad de documento público.

El juez de instrucción ha admitido a trámite la querella a través de un auto donde se afirma que «los hechos que resultan de las anteriores actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de delitos de prevaricación administrativa». También se habla de un «presunto delito de malversación de caudales públicos, falsedad en documento público y prevaricación imputados a Javier Ramos López y a Luis Mediero».

En la querella se señala que “el motivo de estas disposiciones de los fondos públicos duplicadas y sin justificación, tiene como finalidad una persecución a disidentes de la política del Rectorado”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre