lunes, 15agosto, 2022
30.7 C
Seville

Imágenes imborrables de una guerra inolvidable

Larousse publica ’30 pasajes de la Guerra Civil’, un recorrido visual por los lugares geográficos que determinaron el devenir de la contienda bélica que marcó el destino de este país

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Parafraseando el título de una novela de Isaac Rosa, esta obra editada primorosamente por Larousse no es otro maldito libro sobre la Guerra Civil. No, ni mucho menos. Porque, hoy por hoy, adentrarse de lleno en conocer más de cerca aquella contienda bélica que aún supura pus en este país, más de ocho décadas después, se puede hacer de múltiples formas: o dejarse contaminar más o menos conscientemente por un reputado historiador, tan parcial o equidistante como cualquier otro, o dejarse embelesar por la prosa del olvidado durante décadas Manuel Chaves Nogales, periodista sevillano muerto en el exilio londinense en 1944, o, como en este caso, dejar que las imágenes nos aproximen directamente a aquellos paisajes que hoy son casi legendarios y dignos de olvido pero al mismo tiempo merecedores de ser rescatados para refrescar la memoria histórica de un país que parece querer olvidar demasiado pronto sin más lo que merece sin duda una profunda reflexión y análisis continuo.

Es una obra novedosa y muy necesaria para llegar a comprender en toda su complejidad aquello que nunca debió suceder pero sucedió. Y aún hoy nos preguntamos por qué

Son todos ellos lugares emblemáticos donde ciudadanos de un mismo país dejaron la vida, el orgullo, la dignidad y hasta la propia humanidad, en pos de unos ideales o vete a saber qué, dirigidos por unas altas instancias que arengaban desde púlpitos muy lejanos con trajes militares cargados de medallas y guantes blancos impolutos.

Belchite, Brunete, Teruel, Peñarroya, Jarama… Enclaves que estremecen aún hoy sólo de nombrarlos una vez más. Esta bella edición ilustrada de Larousse a cargo de Eladio Romero García y Alberto de Frutos Dávalos bajo el título de 30 paisajes de la Guerra Civil pretende ilustrar en el pleno sentido de la palabra a todos los que quiera aproximarse de nuevo a aquellos años cruentos que marcaron, y aún marcan, a generaciones enteras de españoles en un bucle constante. Los editores de esta obra impecable advierten que “un criterio básico en la selección de los paisajes ha sido dejar de lado aquellos que hoy solo pueden ser recuerdo de infinita desdicha”.

Así, el cuartel de la Montaña, Badajoz, Paracuellos, Gernika o Argelès-sur-Mer, son para los responsables de esta obra singular episodios “negros, terribles”, además de “incompatibles con el concepto de ‘paisaje’”. Evidentemente, son más bien lugares de “Memoria”. Por ello, y asumiendo que no estamos ante una Historia de la Guerra Civil, “ni siquiera ante los ‘Episodios de la Guerra Civil’, este libro sí procura ofrecer una selección regida bajo el criterio principal de la diversidad: geográfica, temporal, por tipo de episodio, etc.”.

La guerra, tiempo y paisaje

En el prólogo a esta obra ilustrada, el profesor de la Universidad del País Vasco Carlos Tejerizo apunta, bajo la premisa de la importancia “para la memoria colectiva sobre la Guerra Civil” que supuso la publicación en 1967 de Volverás a Región, de Juan Benet, que “en ella, la guerra es, sobre todo, tiempo y paisaje. Un tiempo de memoria y ruina que impregna los espacios y los personajes que transitan las páginas de la novela”.

Estos 30 paisajes de la Guerra Civil son una novedosa incursión en unos años de barbarie que dejaron un rastro bien visible en esos lugares físicos donde el fragor de la batalla dejó sangre y desolación. Como subraya Tejerizo, “uno de los aspectos mas interesantes del volumen es su presentación poliédrica, fruto de aunar los conocimientos de diversos expertos en la materia”. Así cada capítulo se estructura en pequeñas y visuales secciones que entrecruzan “miradas alternativas pero complementarias”.

En definitiva, una obra novedosa y muy necesaria para llegar a comprender en toda su complejidad aquello que nunca debió suceder pero sucedió. Y aún hoy nos preguntamos por qué.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído