El candidato del PSC a presidir la Generalitat, Salvador Illa, ha sido contundente cuando ha afirmado en un acto electoral en Girona que «tenemos las ideas muy claras. Os lo garantizo: ni habrá tripartito ni habrá ‘procés’. Tendremos el nuevo gobierno progresista que Cataluña necesita. Ni habrá independencia ni habrá decadencia».

El exministro de Sanidad ha estado acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el ministro Miquel Iceta y por la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet.

En medio de un proceso electoral con unos resultados muy imprevisibles por la atomización de fuerzas y la incertidumbre de la participación, Illa ha afirmado que su candidatura es la del voto útil porque «los votos que no van al PSC caerán en saco roto y beneficiarán a ERC y Junts, que no se soportan pero volverán a gobernar juntos».

Por otro lado, ha calificado el momento como crucial para Cataluña, puesto que ha llegado el momento de terminar con los bloques y gobernar para la ciudadanía. Por eso ha dicho que está harto de quien está repartiendo carnets de buenos y malos catalanes. «No seré el presidente de un bloque sino el que solucione los problemas reales y urgentes de Cataluña«, problemas de los que el candidato del PSC cree que el actual Govern se ha desentendido.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Este señor se levanta, dice una tontería y se acuesta. Al final se ha visto el plan del gobierno más progresista de la historia : represión judicial y hacer unas elecciones en plena pandèmia con el candidato que la ha gestionado peor en todo el mundo
    Señor Sánchez es mi héroe!!!!
    Con usted y con Borrell luego quiere que nos tomen en serio en Europa

  2. ¿Un gobierno progresista estando el PSOE por medio?
    Bueno, los demás harán lo que se pueda.

  3. Hace unos meses, en una solemne alocución hacia su pueblo, nos dijo que con la ayuda de todos (sobreentendiendo que con él al mando), habíamos vencido al virus, y, todos unidos (con él al mando, por supuesto) íbamos a salvar la democracia, el verano, el turismo, la economía… y todo lo que hubiera que salvar, sin dejar a nadie atrás (salvo, quizá los que ya habían muerto)… Después vino la segunda ola, y luego la tercera. Parece que al final tienen que venir los rusos, pese a Borrell, con su vacuna a salvarnos.
    Ahora quiere salvar Cataluña… Si es que no aprendemos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre