El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que las mascarillas serán obligatorias en lugares cerrados y en la calle si no es posible mantener los dos metros de distancia entre personas. Así responde el Gobierno a la solicitud de buena parte de los presidentes de las comunidades autónomas a Pedro Sánchez.

Las recomendaciones sobre el uso de las mascarillas fueron modificándose a medida que avanzaba la crisis sanitaria. Aunque a principios de marzo, Salvador Illa decía que «por lo menos en España no hace falta usar mascarilla por la calle, lo cierto es que a medida que ha ido avanzando el aislamiento y conociendo mejor al virus, se ha ido modificando las necesidades con respecto al material sanitario.

El ministro ha anunciado además el envío de guantes y de mascarillas a todas las comunidades y ha anticipado que se dará autonomía para el detalle de ciertas actividades dentro de la fase 2, en concreto a lo referido a las visitas a los centros de personas mayores. La Xunta había previsto activar este lunes la medida, siempre y cuando los centros cumpliesen varias medidas como estar libres del coronavirus durante al menos dos semanas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre