Cristina Valdearcos ya está fuera del Ejército.

El Ministerio de Igualdad, a través de la jefa de gabinete de la ministra, Amanda Meyer, y del coordinador de área, José Andrés Del Río, se ha interesado por la causa de la militar Cristina VAldearcos que fue sancionada por Defensa tras ser acusada en falso de protagonizar un vídeo porno y posteriormente expulsarla del Ejército por baja psicológica.

El caso, que ya se encuentra en el Constitucional, ha sorprendido al Ministerio de Igualdad, que se ha comprometido a instar al Ministerio de Defensa, de Margarita Robles, de interesarse por esta causa. La ministra conoce el caso de sobra, pero a pesar de recibir solicitud de reunión de la militar afectada a la vez que Igualdad, ni siquiera ha respondido a la petición.

Como ya publicó Diario16, el Ejército acusó a Cristina Valdearcos de protagonizar un vídeo porno, acusaciones que después se demostraron eran falsas. Ahora, tras las secuelas psicológicas que esta situación ha dejado en la ya ex militar, las Fuerzas Armadas la expulsan del Ejército por causas psiquiátricas.

Igualdad, además, se interesará también por la puesta en marcha del protocolo de acoso laboral en el Ejército, que no existe ni se reconoce como tal en la actualidad, a pesar de que fue un compromiso de Robles desde que llegó al Ministerio de Defensa.

Amparo al Constitucional

En el escrito de amparo ante el Tribunal Constitucional, el abogado de Cristina Valdearcos destaca que «cabe recordar que la administración militar es un espacio ostensiblemente opaco, en el que los hechos acaecidos en el interior de los cuarteles suelen verse revestidos por una atmosfera de hermetismo, férrea disciplina y miedo a contradecir o poner en cuestión al superior jerárquico, lo que hace que sea preciso investigaciones profundas ante hechos de extrema gravedad como los que han acecido en este caso, por lo que resulta necesario que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la tutela judicial efectiva en el ámbito militar y la efectividad de denuncias contra superiores jerárquicos castrenses antes hechos (imputar a una soldada la participación en videos pornográficos y dar fe o reconocer sin dudas que una soldado es la persona que participa en ellos) de extremada gravedad que afectan a la dignidad de la persona, a su propia imagen y honor y sobre los que pesan fundadas sospechas de estar motivados por razones que son ajenas a la verdad».

En el recurso se solicita que se devuelvan sus derechos a la militar expulsada y se reconozcan sus derechos.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorConsumo pone en valor los beneficios nutricionales del aceite de oliva
Artículo siguiente#libertadPabloHasel #absoluciónValtonic
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre