Unidas Podemos ha cerrado campaña en Vicálvaro, uno de los barrios trabajadores de Madrid que durante el franquismo fue uno de los bastiones de la lucha obrera. El candidato, Pablo Iglesias Turrión, ha estado acompañado, entre otros, de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, la ministra de Igualdad, Irene Montero o Isa Serra.

Iglesias ha afirmado que «este es el último mitin de la campaña más emocionante que he visto nunca y en la que, probablemente, nos estemos jugando más que nunca«, porque en estas elecciones no sólo se está jugando un cargo, sino la imposición de un modelo de gobierno que será muy complicado para las clases medias y trabajadoras si las urnas confirmaran la victoria de Isabel Díaz Ayuso junto a la ultraderecha.

El candidato de Unidas Podemos ha señalado una importante serie de medidas a implantar si llegaran al gobierno de la Comunidad de Madrid. Las más importantes son 2.000 millones de euros para sanidad y educación, además de la regulación de los alquileres, la bajada de impuestos para las clases medias y trabajadoras para subírselos a los privilegiados. Finalmente, Iglesias ha realizado una promesa relacionada con los toros, al afirmar que no habrá más dinero que financie el maltrato animal.

Por otro lado, Iglesias se ha referido a la amenaza que supone la extrema derecha. «Frente a la ultraderecha, democracia, ley y orden», ha dicho y, en referencia a la amenaza que para algunos supone que haya un gobierno de izquierdas en Madrid, Iglesias ha realizado una pregunta retórica: «¿Acaso pensáis que si nosotros propusiéramos privatizar la sanidad nos insultarían los fascistas?«

Por su parte, Ada Colau ha hecho un paralelismo entre la situación actual en Madrid y lo que ocurrió en Barcelona cuando logró hacerse con la Alcaldía de la Ciudad Condal: «Cuando demostramos que se podían hacer cosas que nos decían que eran imposible, entonces llegan las querellas que se archivan, las mentiras y el acoso a la vida privada. Lo que has aguantado tú, Irene y tu familia no lo ha aguantado nadie».

Además, la alcaldesa barcelonesa ha hecho referencias a las palabras del alcalde de Madrid en las que afirmó que «seremos fascistas, pero sabemos gobernar«, unas declaraciones muy graves pero que Martínez Almeida ha enmarcado como un tono de humor. Ante esto, Colau ha afirmado que «es muy grave que el alcalde de Madrid haga bromas con el fascismo. Desde la Barcelona democrática, republicana y antifascista, os quiero decir: no estáis solas. Lo que está pasando no es normal, ni aceptable, ni decente y lo vais a parar el 4M».

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre