El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha defendido hoy ante Naciones Unidas la gestión social “sin precedentes” que el Gobierno ha llevado a cabo durante los últimos meses poniendo en marcha medidas de protección como el Ingreso Mínimo Vital o los ERTE. Lo ha hecho en el evento paralelo organizado por el Gobierno de España en el marco del Foro Político de Alto Nivel del organismo, en el que también ha participado la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera.

“Podemos presumir como Gobierno de habernos tomado en serio lo que significa el desarrollo sostenible a la hora de implementar una serie de medidas históricas y sin precedentes para enfrentar las consecuencias sociales y económicas de la COVID-19. El escudo social no tiene precedentes, nunca un Gobierno de España había hecho tal movilización de recursos para proteger los salarios”, ha señalado el vicepresidente segundo en referencia a los más de cuatro millones de beneficiarios de los ERTE.

Ante las consecuencias socioeconómicas de la COVID-19, que han convertido en “más vulnerables” a las mujeres, la población que sufre pobreza o la LGTBI, Iglesias ha reclamado acción política: “es necesaria una altura política que asuma los desafíos históricos que está planteando esta pandemia”.

Paraísos fiscales


Uno de esos retos históricos es, a su juicio, el que suponen los paraísos fiscales para el resto de países. “Tenemos que asumir que pasar de las palabras a los hechos implica hablar de paraísos fiscales, que son una amenaza para la democracia, la soberanía de los países y para las tareas de reconstrucción que el momento requiere”, ha explicado. De la misma manera ha abordado la volatilidad financiera: “es fundamental debatir sobre el descontrol de los mercados financieros. Veo que esta crisis ha puesto encima de la mesa algunos de los defectos, de eventuales consecuencias criminales, de algunas dinámicas que se vendieron como imprescindibles y como una suerte de ley de la gravedad en las últimas décadas”.

Ribera

Por su parte, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha incidido en la importancia de la Agenda 2030 para el Gobierno. “El Ejecutivo ha anticipado y acelerado la integración de la Agenda 2030 en la acción de Gobierno. Cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas es más necesario que nunca tras la crisis del COVID19. No nos podemos permitir el lujo de recuperarnos mal, explica.

“No se puede desligar la salud del planeta de la de las personas. La apuesta que hacemos en muchos países por invertir en salud del agua, de los bosques, los océanos o el suelo es también una apuesta por nuestra salud y el futuro de nuestros jóvenes. Es fundamental que el cumplimiento de la Agenda 2030 ponga en el centro la justicia ambiental e intergeneracional. Hay que reaccionar con respuestas tempranas poniendo a las personas en el centro, colaborando para generar oportunidades”, ha agregado Ribera.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre