Primeras imágenes del saludo de Pablo Iglesias al rey Felipe VI en el acto del 12 de octubre, al que el vicepresidente segundo ha acudido por primera vez este año, a pesar de haber sido invitado en el pasado en calidad líder de Unidas Podemos. Ha sido el 12 de octubre más atípico que se recuerda en medio de una pandemia y con una tensión política extrema.Fuera del Palacio Real, donde se han llevado a cabo los reducidos desfiles militares y besamanos, decenas de ciudadanos vitoreaban al rey y pedían la dimisión del Gobierno entre abucheos. El mismo espectáculo denigrante de cada año. Las derechas siempre tan eficaces en su maquinaria de manipulación.

Tras el saludo militar del monarca, Iglesias le ha respondido con un levísimo asentimiento de la cabeza, mientras otros miembros del Ejecutivo han optado por llevarse la mano al corazón. Los ministros del Ejecutivo de coalición han aguardado protocolariamente en fila para saludar a a la Familia Real en el Patio de la Armería del Palacio Real, que este año acoge un acto reducido por la Fiesta Nacional, sin el tradicional desfile militar por la pandemia de coronavirus.

El monarca, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han saludado primero al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde José Luis Martínez-Almeida y los altos cargos militares.

Tras los honores militares y el himno, el monarca ha pasado revista a las tropas y saludado a representantes de la sociedad civil invitados por su papel en la lucha contra el coronavirus: bomberos, policía y sanitarios del SAMUR. Posteriormente, la Familia Real se ha acercado a saludar a los miembros del Ejecutivo y, antes, a las presidentas del Congreso y el Senado.

Primer 12-O para Unidas Podemos

Unos 40 minutos antes del inicio del acto ya se empezaban a formar los primeros corrillos en el Patio de la Armería, donde se ha visto a Iglesias −con traje negro, sin corbata y luciendo una mascarilla reivindicando la sanidad pública− hablando con el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

Una charla que ha llamado la atención tras las duras críticas de Iglesias al rey por la llamada que realizó precisamente a Lesmes, tras su polémica ausencia en la entrega de despachos a los jueces, a instancias del Gobierno. Una intervención del monarca que Iglesias reprochó, aseverando que “respeto institucional significa neutralidad política”.

Además de para Iglesias, “obligado a ir” al acto de este lunes por su condición de vicepresidente, según fuentes de Podemos, este es el primer acto del 12-O para el resto de ministros de su formación.

La titular de Igualdad, Irene Montero −que ha acudido a la ceremonia enteramente vestida de morado−, también ha saludado a Felipe VI con un gesto de la cabeza casi imperceptible. Antes, ha charlado con el titular de Sanidad, Salvador Illa, y el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, mientras iban llegando el resto de ministros y representantes autonómicos y políticos.

También ha sido la primera vez para el titular de Consumo, Alberto Garzón, que vio en aquella llamada del rey al presidente del Supremo una “maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido” pero ha estado presente en el acto en el Palacio Real.

La llegada de Ayuso tras el estado de alarma

El acto de este lunes ha generado gran expectación no solo por el reencuentro de Felipe VI y Pablo Iglesias, sino también por el de Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, que coincidían por primera vez desde la declaración del estado de alarma en Madrid y en pleno enfrentamiento entre ambos Ejecutivos.

La presidenta autonómica ha sido recibida con aplausos por los ciudadanos que esperaban frente al Palacio Real y ha entrado en el Patio de la Armería junto al alcalde de la capital. Una vez dentro del patio, han conversado con la ministra de Defensa hasta la llegada de Sánchez, que ha saludado a Ayuso con la mano en el corazón.

En el Patio de la Armería se han reunido todos los miembros del Gobierno con las autoridades madrileñas, las más altas autoridades del Estado y la cúpula de las Fuerzas Armadas. Mientras cientos de ciudadanos se congregaban en la calle con abucheos al Ejecutivo y ‘vivas’ al Rey.

Debido a las restricciones sanitarias impuestas por el coronavirus, el tradicional desfile que habitualmente recorre el centro de Madrid se ha sustituido este año por un austero acto militar en el patio del Palacio Real, el mismo lugar donde el pasado mes de julio se celebró el homenaje de Estado a las víctimas del coronavirus.

En este escenario ha tenido lugar el primer encuentro entre el presidente Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, desde que el Gobierno decretara el estado de alarma en la región el pasado viernes. Ambos han compartido un corrillo con el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida; la ministra de Defensa, Margarita Robles; y el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya; mientras esperaban la llegada de los Reyes y sus hijas.

También han tenido oportunidad de compartir conversación el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias; y el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; junto al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y la presidenta del Senado, Pilar Llop.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre