domingo, 25septiembre, 2022
17.5 C
Seville

Iglesias califica las pitadas contra él en la Universidad como “un acto de total normalidad democrática”

María José Pintor
María José Pintor
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, sufrió ayer gritos, abucheos e insultos de jóvenes pertenecientes al colectivo Frente Obrero en un acto universitario en la Facultad de Ciencias Políticas. El líder de Unidas Podemos no perdió la calma e incluso aseguró que se trataba de “un acto de total normalidad democrática”.

Una imagen que, en otros momentos y gobiernos, protagonizaban jóvenes cercanos a Podemos contra miembros del Gobierno del PP.

“Cómo cambia el cuento”, decían algunos otros universitarios al ver el abucheo, mientras Iglesias mantenía la calma, invitaba a hablar a quienes le increpaban e incluso les ofrecía su micrófono.

Vendeobreros

«¡Fuera ‘vendeobreros’ de la Universidad!» o «¡Que viva la lucha de la clase obrera!» han sido algunos de los gritos que han proferido unos jóvenes que han interrumpido la intervención de Iglesias en un debate sobre «Reaccionarismo y fascismo en el siglo XXI», en el que participaba junto al exvicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera.

Dos de los asistentes han acusado al líder de Podemos de haber provocado el auge del fascismo por haber desatendido a la clase obrera. Sus gritos, que han llegado poco después de que Iglesias tomara la palabra, han provocado los abucheos y silbidos por parte del resto de público, que ha respondido con el lema «¡Fuera fascistas de la Universidad»!, iniciándose así un intercambio de gritos entre estudiantes.

Mano tendida

Iglesias ha tratado de hablar con los jóvenes que le increpaban, e incluso pidió un micrófono para que se les pudiera oír. «Sin ningún paternalismo, si me permites un consejo, la radicalidad que tiene uno no está en lo que dice, sino en lo que consigue», y pedía también que le dejaran hablar, ante las interrupciones y los abucheos.

«Acepto que nos llames traidores, vendidos al capitalismo, ‘vendeobreros’… pero a lo mejor no te viene mal escuchar lo que un modesto reformista está diciendo», ha dicho el líder de Podemos. Finalmente y tras unos momentos de tensión, los jóvenes acabaron marchándose del salón de actos.

A la salida, el líder de Podemos ha valorado la interrupción como un caso de «total normalidad democrática». «Cuando un responsable político va a una facultad y le interpelan, tiene que dar la cara y responder y creo modestamente que lo hemos hecho”, ha explicado.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído