Mientras Ciudadanos, tras el batacazo en las últimas elecciones generales, se desangra ante un PP con ganas de fichar a los líderes más importantes de Cs, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, insiste en ser la alternativa de Inés Arrimadas a la Presidencia del partido.

Una decisión la de Igea que podría ser entendida de no ser porque es él, como líder de Ciudadanos en Castilla y León, quien siguió como nadie las directrices de Rivera para que, a pesar de haber ganado el PSOE, fuera el PP el que gobernara con la coalición del partido naranja en esta comunidad.

Por su parte,La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha restado relevancia a que cuatro miembros de su dirección, entre los que están el cabeza de lista en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, y el candidato en Castilla y León, Francisco Igea, se hayan mostrado partidarios de favorecer la investidura de Pedro Sánchez, y ha remarcado que en el partido hay «una abrumadora mayoría» en contra de permitir esa designación.

Desde Castilla y León tampoco está recibiendo Igea los apoyos esperados. Tal y como publicó diario16.com, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, también ha anunciado abiertamente su apoyo a Arrimadas para presidir Ciudadanos a partir de marzo.

Mientras, el PP sigue convencido de que este es el principio del fin de Ciudadanos y trabaja desde Génova para fichar a los líderes que más le interesan en sus filas. Tiempo al tiempo.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl examen para el MIR 2020 será el sábado 25 de enero
Artículo siguientePuigdemont, Junqueras y el rey desnudo (2 de 2)
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre