Iberia ocupa el puesto 26 entre las mejores compañías aéreas del mundo. La firma de análisis y auditoría del sector aéreo, Skytrax, que  publica su clasificación mundial de aerolíneas desde el año 1999, ha  hecho pública esta semana la de 2019, en la que la ganadora ha sido Qatar Airways.

Así, la española Iberia se sitúa en el puesto 26 con una mejora sustancial respecto al año anterior, donde figuraba en el 41. La también española Vueling, del mismo grupo, IAG, que Iberia y British Airways (19), consigue entrar entre las 100 primeras, pero en los últimos lugares, el puesto 91, mejorando 3 respecto a 2018.

Esta clasificación está dominada por las compañías asiáticas, ocupando el segundo lugar Singapore Airlines (primera el año pasado), seguida de la japonesa ANA All Nipon, Cathay Pacific, de Hong Kong, Emirates, gran rival de Qatar por la citada situación geográfica y el gran apoyo financiero que reciben de sus riquísimos gobiernos, la taiwanesa EVA, la china Hainan, la australiana Qantas y la alemana Lufthansa, que supera a la tailandesa Thai, que ocupa la décima posición.

Europeas

En la clasificación dedicada a las aerolíneas europeas, el primer lugar corresponde a Lufthansa, seguida de Swiss International, Austrian, KLM, British  Airways, Virgin, Aeroflot, Air France e Iberia, la española por delante de Turkish Airlines, que es la décima. En el ranking de las aerolíneas baratas (low cost), la española Vueling es clasificada en décimo quinto lugar. Aquí manda la asiática AirAsia, ocupando la segunda posición una de las pioneras de éxito, Easy Jet, por delante de Norwegian, mientras que Ryanair es la novena. En el epígrafe de aerolíneas regionales entra en el puesto 19 la también española Air Nostrum, en una clasificación que  encabeza la tailandesa Bangkok.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEl reincidente negacionismo de la violencia machista del juez que vio “jolgorio” en el caso de La Manada
Artículo siguiente1000 mujeres asesinadas
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + diez =