El Hospital de Vallecas ha superado el límite de su capacidad y posibilidades en el servicio de Urgencias. La saturación no responde ni al espacio ni a la plantilla de dicho centro sanitario. Así, el 7 de enero, se atendieron más de 450 urgencias, una cifra muy elevada para los profesionales que trabajan en ella, según denuncia SATSE Madrid.

El Plan de Invierno ya se ha puesto en marcha. Se han duplicado algunas camas (las que se pueden por espacio) y se ha contratado a los profesionales que marcan las directrices de la Consejería de Sanidad pero el Hospital Infanta Leonor, en Vallecas, está al límite.

Ricardo Furió, delegado de SATSE Madrid en el hospital vallecano, resume la situación en una sola frase, “el hospital está al borde de su saturación y la Urgencia, más”.

Los profesionales de la Urgencia, el mismo número que en 2014, deben atender 20.000 urgencias más al año (en 2017 fueron 133.284 frente a las 114.014 de 2014) y en las plantas de hospitalización ya no hay más espacio disponible.

“Ahora, explica Furió, el Plan de Invierno ha servido para contratar más profesionales para la Urgencia pero seguimos bajos mínimos ya que éstas se han incrementado sustancialmente y no ha habido refuerzos. Con las nuevas incorporaciones tenemos la plantilla que deberíamos tener durante todo el año, por lo que hemos pedido la contratación de más profesionales, especialmente Enfermería, para poder asumir el aumento en la frecuentación de la Urgencia que con las bajas temperaturas se ha incrementado”.

Compartir
Artículo anteriorÁbalos apela al diálogo con todos para sacar adelante los presupuestos
Artículo siguienteLos sindicatos rechazan el ERE en Vodafone
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 5 =