Lo ha hecho. Lo ha vuelto a conseguir. En una jornada complicada. Lewis Hamilton, el 44 de Mercedes, prácticamente desaparecido durante todo este fin de semana en Turquía, saliendo desde la sexta posición, cometiendo los errores justos (menos errores que el resto de sus rivales) ha conseguido la victoria y su séptimo título mundial.

¡Grande, Lewis! Hoy te lo has ganado. Y sí, puedes estar orgulloso de igualar el récord de títulos mundiales de otro grande de la Fórmula 1, el Kaiser, Michael Schumacher.

La victoria de Hamilton ha llegado en un Gran Premio emocionante en el que el asfalto, empapado por la lluvia, ha sido protagonista y sobre el que ha sucedido un poco de casi todo. Stroll, que salía desde la primera posición, se ha desdibujado tras realizar su parada en boxes a falta de veinte vueltas para el final de la carrera. El piloto de Racing Point, que ayer realizaba una clasificación brillante, ha volado en las primeras vueltas, pero después ha ido perdiendo ritmo e, impotente, ha visto cómo se apagaba su estrella mientras era adelantado por varios pilotos hasta terminar en octava posición en una carrera que se le ha hecho larga, muy larga, al piloto canadiense.

Mal también Verstappen, que ha dejado su Red Bull clavado en la salida mientras el resto de pilotos lo pasaban. A partir de ahí, todo han sido salidas de pista, algún trompo y un querer y no poder para arañar posiciones. Sí ha estado a la altura Checo Pérez, que ha terminado en segundo lugar, tras defenderse de los ataques de los pilotos de Ferrari en las últimas vueltas. Vettel, que también ha protagonizado una magnífica carrera, ha completado el podio del Gran Permio de Turquía, un podio que, sin quitar mérito a su brillante actuación, le ha servido en bandeja su compañero de equipo, Charles Leclerc. El piloto monegasco, que durante toda esta temporada siempre ha estado por delante Vettel, ha cometido hoy, en el momento más inoportuno, a falta de unos pocos metros para el final, un error que le privaba de ser tercero en Istambul Park. A pesar de ello, el equipo Ferrari ha firmado una gran actuación en la que, sin lugar a dudas, ha sido su mejor carrera en 2020.

El Gran Premio de Turquía y el trazado de Istambul Park, empapado por la lluvia, nos han dejado una carrera espectacular que será recordada por los aficionados a la Fórmula 1 por ser el Gran Premio en el que Hamilton obtuvo su séptimo título mundial; pero también será recordado por un podio en el que los tres pilotos, cada uno por lo suyo, estaban verdaderamente felices.

Y sí, tenían motivos para estarlo.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre