sábado, 31julio, 2021
30.8 C
Seville

Hamilton cada vez más enfermo

- Publicidad -

análisis

Homenaje a Antoni Benaiges, asesinado en 1936 por llevar a Burgos el modelo francés de “escuela avanzada”

Antoni Benaiges fue un maestro inquieto, comprometido y valiente, que llevó a un pueblecito de Burgos, Bañuelos de Bureba, las más avanzadas técnicas de...

Buen viaje Deliveroo, y que ustedes lo estafen bien

Deliveroo, la plataforma de reparto de comida a domicilio, planea irse de España. Pues que cierren la puerta al salir y buen viaje, como...

El Repaso del 30 de julio: información importante sobre contagios en personas vacunadas, vacunación a embarazadas y protección

Como cada día en El Repaso ponemos el foco en aquella información que consideramos ha de ser explicada y desarrollada. Hoy, especialmente ponemos el...

El caso Kitchen airea las vergüenzas de la Justicia española

El juez García Castellón ha dejado el caso Kitchen en nada. Es cierto que prosigue la investigación contra el ex ministro de Interior Jorge...
- Publicidad-

Sentado ante su gigantesca pantalla de televisión de alta definición el heptacampeón del mundo se siente cada vez un poco peor. La garganta seca, la sombra de un dolor de cabeza. Una pequeña tos…

No es posible lo que está viendo. ¿Y qué hace el torpe de Bottas? El tuercebottas.

Se pasa el dorso de la mano derecha por la frente. Está sudando. Lewis Hamilton está sudando más que si estuviera en el interior de su monoplaza corriendo en el desierto.

George Russell está primero en los libres 1 del Gran Premio en el circuito semioval de Shakir.

- Publicidad-

No es posible.

Le cuesta respirar. Bueno, se dice, no importa. Yo estoy preparado para irme, ya lo he conseguido todo. No importa, se dice. La garganta cada vez está más seca. Si Russell gana la carrera Mercedes intentará darme menos de la mitad del dinero que pido y merezco. Pero yo no voy a transigir. 10000000 de $ por cada campeonato mundial ganado es lo justo. No voy a dar mi brazo a torcer.

¡El torpe de Bottas!

La tos ahora estalla en cascada y Lewis Hamilton se dobla sobre sí mismo. No es la Mercedes quién gana las carreras, soy yo. ¡Soy yo!

Le falta el aire punto no puede creer lo que está viendo. Al final va a ser verdad que está realmente enfermo.

Tigre tigre

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Otro coliving es posible

La pasada semana, Ernesto del Valle, uno de mis socios en Xaudable tuiteaba "Todo lo que nos pasa en esta vida y merece la...

Juego sucio de Hamilton: sangre mañana

Se ha utilizado la ley para vulnerar su espíritu. Ha sido feo y sucio, y más feo y sucio todavía porque, repetimos, se ha...

Yolanda Díaz pretende lanzar una gran plataforma de izquierdas para plantar cara a la extrema derecha en las próximas elecciones

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha defendido esta misma semana "levantar un proyecto de país para la próxima década" desde "muchos espacios...

Doña Emilia, un valor seguro bajo la sombrilla

Cuando Agatha Christie aún ni siquiera se planteaba ser una novelista de obras policiacas, en España la rompedora Emilia Pardo Bazán ya había roto...