La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, presiden la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El Ministerio de Hacienda que dirige la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero ha rechazado devolver el IVA de 2017, como le reclamaban los presidentes de las comunidades autónomos, entre los que se encontraban algunos socialistas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero,ha presidido hoy la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF),  que se ha reunido este viernes por primera vez desde 2018, a la que también ha acudido la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha fijado unos objetivos de déficit del 0,2% del PIB para este año y del 0,1% para 2021.

El anuncio ha cogido por sorpresa a los consejeros autonómicos, porque supone relajar la senda fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy, que planteaba el equilibrio presupuestario en el año 2020.

La titular de Hacienda ha presentado en el CPFF el objetivo de déficit y deuda de las Comunidades Autónomas de 2020 así como los objetivos de estabilidad presupuestaria para estas regiones en el periodo 2021-2023.

Desde el Ministerio de Hacienda han informado que para los dos años siguientes (2022 y 2023) sí se pretende alcanzar la estabilidad presupuestaria. Por eso han propuesto compensar el impago de la liquidación del IVA de 2017 (hasta 2.500 millones de euros) con un Fondo extra de Liquidación Autonómico (FLA) al cero por ciento de interés, según consta en un documento que la ministra Montero, ha ofrecido a los consejeros de las comunidades.

Hacienda se ha comprometido a no tener en cuenta el IVA impagado para el déficit regional. Lo que significa que, si una autonomía registra un déficit del 0,1 por ciento o inferior en 2019, se entenderá que ha cumplido el objetivo de déficit y no tendrá que pasar el control de Hacienda.

En el documento, la liquidación del IVA de 2017 se afirma que es un problema generado por el ministro Cristóbal Montoro, que tanto el PP y Ciudadanos rechazaron solucionar al no apoyar los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que presento el Gobierno socialista. Para Montero el IVA del 2017 no ha provocado recortes del gasto de las comunidades autónomas. Según el texto, ahora no es posible revisar la liquidación del año 2017 y por ello la propuesta de medidas paliativas.

De esta forma, el objetivo de déficit de 2020 para las Comunidades Autónomas se sitúa en el 0,2%, lo que supone dos décimas más que la senda anterior aprobada en 2017 y que fijaba equilibrio presupuestario.

Asimismo, el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha aprobado la senda de déficit y deuda de las Comunidades Autónomas para el periodo 20212023. En concreto, para 2021 el objetivo de déficit será del 0,1% y en 2022 y 2023 alcanzarán el equilibrio presupuestario.

Esta nueva senda pretende dar más margen a las CCAA para que puedan corregir los desequilibrios sin poner en riesgo el crecimiento económico ni la creación de empleo. Este es un elemento más de la orientación social que quiere impulsar el Gobierno.
Por su parte, el objetivo de deuda de las Comunidades Autónomas queda fijado en 2020 en el 23,4%; en 2021 en el 22,8%; en 2022 en el 22,1%; y en 2023 en el 21,4%.

La reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera también ha servido para reafirmar el compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con la reforma del sistema de financiación autonómica. María Jesús Montero se ha mostrado confiada en que las comunidades autónomas acudirán a esa negociación con la mejor de las actitudes para lograr cerrar un nuevo modelo que sea justo, duradero, solidario y que garantice la igualdad en el acceso a los servicios públicos.

Generalitat catalana

La secretaria de Economía de la Generalitat catalana, Natàlia Mas, ha señalado que “el objetivo de déficit del 0,2% sigue incumpliendo la ley de estabilidad presupuestaria y ha propuesto una senda del 0,3%”.

Las Comunidades insisten en reclamar el IVA

La mayoría de las comunidades han insistido en reclamar el IVA de 2017 pendiente y en desligarlo del déficit “porque son conceptos diferentes y no se pueden compensar”.

Así lo ha señalado la consejera de Hacienda y Relaciones Exteriores de las Islas Baleares, la socialista Rosario Sánchez, para quien “el déficit no es compensación de la cuestión del IVA, que se tenía que haber repercutido en 2019”. El Govern balear, como otros, no descarta la vía judicial para reclamar el cobro.

Xunta de Galia

Así también se ha manifestado el consejero de la Xunta de Galicia, el popular, Valeriano Martínez (Galicia), quien ha insistido que “son conceptos distintos. No hace falta saber mucho de economía. Se nos está dando deuda, pero los recursos en origen no eran deuda. Esto hay que devolverlo”.

Andalucía

Por su parte, el consejero de Hacienda de Andalucía, Juan Bravo (PP), ha reclamado una solución para el IVA de 2017 y ha insistido en la idea de desligarlo del déficit. “Queremos que nos paguen lo que nos deben, no queremos que nos hagan generar más deuda, queremos que nos financien como corresponde”.

Madrid

Por su parte, el consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha acusado al Gobierno de coalición “de entregar el dinero que debe a las comunidades a los independentistas. No se puede abrir una negociación bilateral con los independentistas catalanes para darles todo el dinero”.

Comunidad Valenciana

El socialista Vicent Soler ha tachado de “cambio sustancial que se permita a las comunidades endeudarse un 0,2% frente a la política de austeridad del anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro”.

Castilla La Mancha

Desde Castilla La Mancha, el consejero Juan Alfonso Ruiz Molina, ha desligado ambas cosas, y “ha insistido en exigir al Ministerio de Hacienda la deuda que mantiene con la comunidad castellanomanchega respecto al IVA de 2017”. Su gobierno ha decidido llevar el asunto a los tribunales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here