Las noticias falsas, conocidas también con el anglicismo fake news, son un tipo de expresiones que consisten en dar a conocer un contenido de noticias pseudo-periodísticas difundidas mediante los portales de prensa, radio, TV y redes sociales el objetivo de las cuales es la desinformación.

Se diseñan y emiten con la intención de engañar, inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a una institución, entidad o persona y obtener ganancias económicas o réditos políticos. Al presentar hechos falsos como reales, son consideradas una amenaza a la credibilidad de los medios y periodistas profesionales y un desafío para el público receptor.

La difusión de noticias falsas a fin de influir en las conductas de una comunidad tiene antecedentes desde la antigüedad, pero el desarrollo de nuevas tecnologías de la información y comunicación  permite la dispersión de noticias falsas, y su utilización para fines políticos, transformándose en una preocupación global a todos los niveles.

En mi anterior artículo titulado: El gobierno quiere combatir las «news fake » hacía referencia a una serie de noticias que debían de considerarse fake news, como por ejemplo las declaraciones falsas o tergiversadas ante un tribunal o expresadas en tertulias de radio, televisión o páginas web.

A continuación les invito a ver un video, donde el periodista Iñaki Gabilondo realiza una serie de observaciones sobre el tema que considero muy interesantes.

De las mismas, aparte de destacar el ridículo, una vez más de Pablo Casado, tiene razón el periodista de que faltan más explicaciones de como i de qué manera funcionará el organismo que deberá ejercer el control. Qué tipo de delitos, la gravedad de los mismos y las sanciones se les imputaran. Estoy de acuerdo en dos de sus opiniones. Una cuestión como esta debería haber sido debatida en el Congreso y el órgano que realice el control debiera ser autónomo, no exclusivo del gobierno, de lo contrario me planteo la siguiente pregunta: ¿Quién vigilara al vigilante?

La historia revela que esta práctica ya era utilizada en tiempo del imperio romano. No se pierdan el video que les presento a continuación, donde la escritora y conferenciante Pilar Jericó nos habla y muestra lo que podríamos calificar los diez mandamientos que apoyan a las fake news.

El pasado 5 de mayo, a poco de iniciar mi colaboración con este medio, publiqué, un artículo con el título: ¿Por qué en España se odia tanto a Cataluña? Inusitadamente tuvo un gran éxito con más de 11.000 personas que declararon haberles gustado, pero… aquellos que hicieron comentarios me llamaron embustero acusándome de utilizar datos falsos (29 de un total de 32) y respondían, según  comentarios, a las fake news que muchos de ellos recibían de toda España.

¿Qué piensan ustedes, queridos lectores? ¿No está ya demostrada la cantidad de falsedades y mentiras que circulan por todos los medios? Bienvenida sea esta iniciativa pero como ya dije en mi anterior artículo: La existencia de un organismo que vigile, controle y desmienta las falsedades, además de anularlas, me parece buena idea, siempre que este no sea partidista ni actúe en favor de una causa, ideología o de un gobierno bien sea estatal, autonómico o local.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Negar que España es una democracia, cuando todos los organismo democráticos internacionales reconocen que es una «democracia plena» ¿es una «fake news» señor Manel.?

  2. La democracia (del latín tardío democratĭa, y del griego δημοκρατία dēmokratía) es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía. Donde la ciudadania libremente puede ir a votar a todos sus mandatarios.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre