jueves, 26mayo, 2022
26.1 C
Seville

Guerra y miedo

José Antonio Vergara Parra
Licenciado en Derecho por la Facultad de Murcia. He recibido específica y variada formación relacionada con los trabajos que he desarrollado a lo largo de los años.
- Publicidad -

análisis

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El Repaso del 26 de mayo, jueves: Foro de Davos, precio del gas, matanza en Texas y cinismo de Biden

En El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. Puedes escucharlo en formato podcast Puedes verlo en vídeo a continuación (aceptando las cookies) Y puedes recuperar...

Un análisis imprescindible de Rafael Poch sobre la guerra en Ucrania

Acceder a información completa sobre la guerra en Ucrania no es tarea sencilla. Por un lado, la censura impuesta sobre los medios rusos por...

La III Guerra Mundial probablemente comenzará en Moldavia

De la misma forma que la Segunda Guerra Mundial comenzó de la forma más nimia y un motivo casi meramente superficial utilizado por los...
- Publicidad -
- Publicidad-

Como ya he mantenido alguna vez, la legítima defensa individual y colectiva está plenamente justificada pero hoy no hablaré de ello sino de la guerra en sentido abstracto, en cuanto manifestación del lado más execrable del ser humano. También hablaré del miedo; tal vez el instrumento más persuasivo y eficaz para doblegar voluntades.

Desde que el mono alcanzó la verticalidad, el mundo ha estado en guerra. Mil motivos y casi ninguno razonable. Con lo fácil que lo hace el león, orinando las lindes para marcar territorio. Pero no. Teníamos que poner la ciencia al servicio de la muerte donde diabólicos artilugios, de explosionar, dejarían laurel sin corona. Hay que ser gilipollas; y miserable. La cuestión es ver quién la tiene más grande; la estupidez, digo.

Ahora todo se ha vuelto más sutil. Se mata y se muere por encargo pues, por lo general, espichan los corderos y se libran los rabadanes. Tal es así que, mientras la industria de la guerra cuenta los fajos, los pobres horadan la tierra para enterrar a sus muertos. Pelillos a la mar. Unas salvas al viento por acá, ataúdes abanderados por allá y reverencias marciales por acullá. Almas cándidas que se apagan en esta vida y brillan en la noche; también en las solapas y charreteras de uniformes que huelen a naftalina. Según cuentan las crónicas, la sangre y la carne quemada cotizan en bolsa, sólo que siempre ganan y pierden los mismos. Ganan los oportunistas y los especuladores; y los que, sorpresivamente, pasaban por allí en el momento y lugar oportunos. Como de costumbre,  pierden los humildes cuyo sudor sufraga el aquelarre y cuyos hijos son ofrecidos en sacrificio. Andan eléctricas y petroleras pavoneando beneficios para alegría de accionistas y miseria de consumidores. La industria de la muerte debe estar de enhorabuena pues tantos tiros oxigenan sus existencias y habrá que reponer los estantes.

Que la guerra tenga sus normas no deja de ser una broma macabra pues la Ley no vino para reglamentar la barbarie sino para proteger al hombre de sí mismo. O ésa era la idea aunque ya sabemos que la Ley acostumbra a ser la conveniencia del más fuerte. Que se lo pregunten al señor feudal que, en virtud del derecho de pernada, para sí se reservaba el usufructo (esto es, el goce y disfrute)  de la plembeya (Paco Martínez Soria dixit) recién desposada. Si lo prefieren, pregunten al Emérito que, además de majestad, era inviolable. Los delitos prescriben que es una barbaridad, sobre todo cuando se les deja prescribir. No así la desvergüenza  que alcanza por igual  a cetros y cayados aunque, como decía mi abuela, para sentirla hay que conocerla.

El mundo está permanentemente en guerra. En este justo instante, creo que hay algo más de una veintena de conflictos bélicos repartidos por el Mundo, lo que nos recuerda que la expresión homo sapiens fue demasiado pretenciosa. Ocurre que los medios, esto es, los escribanos del poder, deciden qué guerras transmiten en directo y cuáles en diferido. Como ocurre con los vivos, entre los muertos también hay clases. Los hay de primera, de segunda e, incluso, anónimos.

Nos han tenido tres años acojonados con el maldito virus aunque nadie anda interesado en saber quién, cómo y por qué se originó el bicho. O, si lo saben, callan. ¿Y por qué? Y si no lo saben, ¿por qué no quieren saberlo? Hace pocos días, recordamos a las víctimas de los atentados del 11M. Faltó lavar lo que quedó de los trenes con  KH7 para borrar todo vestigio que pudiera arrojar luz sobre lo sucedido. Y así, entre virus y apatías muy sospechosas, nos hallamos ahora, con los precios de carburantes, energía y alimentos por las nubes. Como nuboso, muy nuboso, asoma el horizonte. Los más distinguidos burócratas “uropeos” y los primeros ministros  advierten que vienen tiempos duros. Para nosotros, querrán decir, porque ellos viajan gratis en primera o en coches con conductor mientras mensualmente se llevan una pasta gansa. Yo les pagaría un plus de peligrosidad para que ellos, y sólo ellos, librasen las batallas en el frente. Al fin y al cabo, son nuestros representantes. Pues que nos representen también en la batalla y dejen en paz a jovenzuelos con acné que bien merecen una vida feliz y longeva. Que se dejen de patrias, honores y monsergas y que vayan ellos al frente. Que lo arreglen a hostias, o se batan en duelo  o se lo jueguen a los chinos. Lo que ellos quieran pero que nos dejen vivir en paz de una puñetera vez. Putin nos ha recordado lo que ya sabíamos; que, como otros canallas pretéritos y coetáneos, es de gatillo fácil aunque para matar y morir manda a otros en su nombre.  Muy listo el ex agente y muy tontos sus soldados por no revelarse en masa y mandarlo a templar gaitas.

El miedo ya lo conocemos pues forma parte de la vida. Miedo a perder el trabajo o la vida o a un ser querido. De miedo ya vamos servidos y lo último que necesitamos es que tantos bastardos nos inoculen miedo para que inclinemos la cabeza y aguantemos cuantos golpes sea menester. En la Gran Depresión americana, su gobierno entendió que debía subir la moral de sus ciudadanos; no para esquivar la realidad sino para mejorarla. Tal es así que, bajo el espíritu del llamado New Deal, la administración estadounidense repartió de nuevo las cartas y, a falta de redes sociales, patrocinó películas específicamente destinadas a insuflar ánimo en almas y bolsillos rendidos.

No somos conscientes del poder que tenemos y, por no serlo, no lo ejercemos. Defender nuestra forma de vida frente al invasor, sí. Colaborar con los delirios de grandeza de un loco, no. Somos una orquesta sin director que chirría los tímpanos. Si fuésemos capaces de afinar los instrumentos e interpretar la partitura al mismo tiempo, les aseguro que torres tan altas como despreciables caerían.

El orden mundial se cimenta sobre intereses meramente crematísticos, ignorando principios éticos y morales. Y así nos va pues de aquellos olvidos, esta ciénaga.  El sufrimiento del pueblo ucraniano es la enésima metáfora, escalofriante y turbadora, del mal en la Tierra. Mientras palpitan las teclas de mi portátil, niños ucranianos con cáncer están ya en mi tierra para que la ciencia que apuesta por la vida pueda dispensarles una oportunidad. Y ése, mi país, merece ser protegido hasta el último hálito de nuestras vidas. También me acuerdo de nuestros vecinos del sur que, desesperados, mueren en el mar en busca de alguna oportunidad. Y pienso que el Mundo es un lugar muy grande donde hay comida, agua y oportunidades para todos. Si la justicia social no alcanza a todos no habrá muros, vallas ni mares que contengan la desesperación.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

El Congreso aprueba la Ley del ‘Solo Sí es Sí’ para garantizar la libertad sexual de las mujeres y poner el consentimiento en el...

El Congreso ha aprobado, la Proposición de Ley Orgánica complementaria de la Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, de modificación...

Ayuso a piñón ideológico fijo

Por fin, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha alcanzado lo previsto. Desarticulada la oposición interna contra ella, ha cumplido los últimos objetivos...

Ya se permite escribir a cualquier indocumentado

Cada dos por tres surgen noticias de políticos y/o apegados al poder que han plagiado tesis –al fin y al cabo no dejan de...

El Parlamento Europeo reclama que los salarios suban en relación a la inflación

El pleno el Parlamento Europeo (PE) aprobó a mano alzada una resolución sobre las consecuencias económicas y sociales del ataque ruso contra Ucrania. La...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El Congreso aprueba la Ley del ‘Solo Sí es Sí’ para garantizar la libertad sexual de las mujeres y poner el consentimiento en el...

El Congreso ha aprobado, la Proposición de Ley Orgánica complementaria de la Ley integral para la igualdad de trato y la no discriminación, de modificación...

Ayuso a piñón ideológico fijo

Por fin, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha alcanzado lo previsto. Desarticulada la oposición interna contra ella, ha cumplido los últimos objetivos...

Ya se permite escribir a cualquier indocumentado

Cada dos por tres surgen noticias de políticos y/o apegados al poder que han plagiado tesis –al fin y al cabo no dejan de...

El Parlamento Europeo reclama que los salarios suban en relación a la inflación

El pleno el Parlamento Europeo (PE) aprobó a mano alzada una resolución sobre las consecuencias económicas y sociales del ataque ruso contra Ucrania. La...