“Agotada la “fase civil” para el ingreso de la “ayuda humanitaria”, a lo que sobrevino una operación de propaganda que buscaba responsabilizar al gobierno bolivariano del incendio de tres “camiones humanitarios”, se abre el escenario para que estas tropas de operaciones especiales comanden una maniobra de neutralización de los cierres fronterizos y presionen violentamente el ingreso del material de la USAID.”

“Recordemos que, según Guaidó, “las fronteras siguen abiertas”, lo que implica el blanqueamiento las acciones militares contra la soberanía venezolana en las últimas horas y las que siguen en proceso. Aunque pocas y sin capacidad de manejo real de tropa, las deserciones del fin de semana pueden ser la primera capa de un ejército paralelo, mercenario, que se engrane a los enfrentamientos armados que ha habido en Santa Elena de Uairén y a los focos violentos del lado colombiano.”

“Allí, las tropas de operaciones especiales, así como el Comando Sur, pueden proveer asesoramiento y acompañamiento logístico, en una posible operación de entrega de “ayuda humanitaria”, falsamente legitimada desde la “FANB en apoyo a Guaidó” y asistida técnicamente por fuerzas extranjeras, bajo un esquema de “cooperación militar” que llevará triunfante al diputado del estado Vargas a Miraflores, mediante una agresión militar. Estos movimientos proyectados sobre la base de los hechos avanzarán o frenarán su intensidad a medida que las opciones políticas en el tablero muestren su viabilidad…” (Informe Estratégico / MISION VERDAD, Grupo de investigación y comunicación Política.-Documento: “GEOGRAFÍA DE LA GUERRA Y ESCENARIOS DE LA INTERVENCIÓN EN VENEZUELA. DOCUMENTO ELABORADO EN MARZO DE 2019.”)


La fase militar relacionada con la denominada “ayuda humanitaria” a Venezuela, para que los “filántropos de la guerra global” se presenten paliando un desabastecimiento que ellos mismo han creado, está en marcha.

Pero no solo.

A las pocas horas de denunciado ese aspecto de la guerra contra la Venezuela bolivariana, relacionado con la perforación de la frontera con Colombia, entró otra vertiente de mayor peligrosidad: la ciber-guerra o guerra cibernética, de gran efectividad en cuanto a desestabilización y bloqueos de los sistemas eléctricos, electrónicos, internet y las comunicaciones en general.

Esta vez ha estado fundamentalmente dirigida a trastornar la generación de la mega hidroeléctrica de Guri, provocando prolongados e intensos apagones en todo el territorio nacional.

Una escala más en la guerra global de EEUU

La guerra contra Venezuela es pues otro escalón de una tercera guerra mundial con una modalidad que combina guerra mediática, guerra económica, guerra bio-química ciber-guerra, células paramilitares, sabotajes de diversos tipo, operaciones quirúrgicas, bombardeos e invasiones y ocupaciones terrestre…

Es la continuación de lo anunciado el 11 de septiembre de las Torres Gemelas con expresiones dantesca en Afganistán, Irak, Libia, Siria, Palestina, Yemen…

Es una extensión recrudecida –desplegando ahora en escalera la guerra integral de “cuarta generación”- de los llamados “golpes blandos”, “electorales” o “constitucionales” ejecutados en Honduras, Paraguay, Argentina, Ecuador, Brasil…, apuntando con fórmulas violentas contra Nicaragua, Cuba, Bolivia…

Es otro episodio cruel de la estrategia de reconquista imperialista de territorios (suelo, subsuelo y sobre-suelo) con fines de suplir carencias de recursos naturales imprescindibles y lograr posicionamientos claves para el control militar del planeta; cuestión que le posibiliten a EEUU, como cabeza del decadente Imperialismo Occidental, prolongar la existencia de un sistema dispendioso y generador de desigualdades brutales.

Es otra escalada de la guerra imperialista, incorporando los avances tecnológicos secuestrados de la post-modernidad; pero ya no en fase de auge imperial, sino de decadencia y crisis mayor.

Venezuela es otro blanco más, no el único ni el último.

Potenciar el internacionalismo

Su ejemplar resistencia a nivel de pueblo chavista y fuerzas armadas regulares bolivarianas es vital, pero a la vez insuficiente para conjurar las agresiones recurrentes.

La guerra global de los Bush, Clinton, Obama, Trump, Pentágono, OTAN… -cada vez más aberrante- precisa de una respuesta mundial, que no es otra que la progresiva insurgencia global y multifacética de los pueblos por su emancipación y la paz; sin excluir el valor que en esta confrontación inevitable tienen las fracturas y contradicciones entre las súper-potencias que declinan y las que emergen, y todas las disidencias que esa prepotencia brutal pueda generar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. lo unico que puedo entender es que usted esta de acuerdo con las muertes de venezolanos pacificos lo cual lo convierte en complice de delitos de lesa humanidad cometidos todos por la dictadura de maduro y los “castros” de cuba.

  2. Habremos de pedir a China y Rusia que acaben con el terrorismo americano. Es evidente que los EEUU no dejaran vivir en paz a sus vecinos mientras tengan alguna cosa que ellos quieran. Si sus ciudadanos eligen a dementes sociales y corruptos integrales, el mundo habrá de defenderse de ellos.La conducta de sus dirigentes nos hacen sentir simpatía por los que ellos tildan de terroristas. Poner Jerusalén totalmente bajo el poder israeliano ha sido un golpe bajo. Un canalla golpe y ahora provocando la guerra en Venezuela ja es de ser tan criminales como para desear su desaparición de este mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − dos =