“Para un pueblo hambriento e inactivo, la única forma en la que Dios puede aparecer es en la de comida y trabajo“, palabras de Miguel Ángel Asturias, Premio Nobel 1967, que influyó en la cultura occidental y llamó la atención sobre la importancia de las culturas indígenas, especialmente las de su país natal, Guatemala.

Los cancilleres y jefes de Estado que asistieron a la Cumbre Iberoamericana en Guatemala 2018, se han comprometido en alentar desarrollo, diálogo y cooperación. Sin embargo, estas palabras, que forman parte de 42 compromisos, significan poco cuando la población centroamericana atraviesa el peor momento de la historia migratoria sur-norte. Además de los venezolanos, que la ONU la considera como la mayor del hemisferio occidental.

La declaratoria de esta Cumbre ha sido suscrita por 15 presidentes y cuatro vicepresidentes, incluyendo a los de Bolivia, Brasil, México y Nicaragua, el rey de España Felipe VI, y los jefes de gobierno de ese país, y Andorra que será la sede de la próxima cita.

Los reyes de España, Felipe VI y Letizia en su visita al Perú, rumbo a Guatemala, suscribieron varios convenios, entre ellos uno sobre producciones conjuntas de televisión, mientras en Lima y Madrid buscan resolver el caso de un juez, jefe de una mafia ligada al crimen organizado, destituido por la Corte Suprema peruana y que está preso, tras fugarse de su país natal.

En el Foro Económico Empresarial binacional, España informó que el Perú es país con mayores inversiones extranjeras, por montos superiores a 4.500 millones de dólares, dos terceras partes conformadas por el sector de telecomunicaciones.

Felipe tuvo un encuentro con los responsables del programa de conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Perú en 2021, que marcó el fin del virreinato creado en 1542 por el rey Carlos I de España.

Igualmente, no deja de preocupar en América Latina el clima de hartazgo del pueblo español ante el sometimiento de la Justicia ante los poderes políticos, económicos, religiosos, empresariales y financieros, como señala José Antonio Gómez, desde Diario16, Madrid, “al dar cuenta de los centenares de miles de personas en las calles de las ciudades de España que repulsan la situación en que se encuentra la Justicia y su sometimiento a los poderes fácticos, tanto públicos como privados”. La Justicia se ha dejado influir por la banca.

ESPAÑA EN AMERICA

Las inversiones directas españolas en América Latina entre 2009 y 2015 volvió a ser el principal destino de la IED neta española (41,5%) por encima de EE UU y Canadá (38,6%), y del 4,8 % de la UE-28. La región ha mostrado una notable capacidad de atracción en tiempos difíciles.

En ese periodo la crisis financiera global desencadenó la crisis de la deuda soberana en la eurozona, que afectó de manera significativa la capacidad de las empresas españolas para continuar con su expansión internacional.

Contra todo pronóstico, América Latina se mantuvo como segundo destino de las inversiones españolas brutas después de los principales países de la UE.

Los rasgos característicos de este proceso en los últimos 20 años permiten señalar que un destacado grupo de empresas españolas han construido una elevada interdependencia en inversiones directas con un amplio número de países de la región, por lo que España sigue situado como el segundo inversor después de EE UU.

LA INVERSION DIRECTA

La IED española en la región se ha dirigido a tres grupos de países: – Brasil (26,5% de la IED bruta y 40,8% neta), México (20,4 y 20%, respectivamente), Perú (11,5 y 19,7%, respectivamente), Chile (11,5 y 12%), y Argentina (9% en IED bruta, y tasa negativa por la desinversión neta de Repsol en YPF)

– Colombia (7 y 4%, respectivamente), Uruguay (6 y 4 %) y Venezuela (4% y -0,3 por desinversión neta) y

– el cuatro por cien restante de la IED bruta y el ocho de la neta se dirigió al tercer grupo integrado por: República Dominicana, Panamá, Ecuador, Costa Rica y El Salvador, y en menor medida a Cuba, Bolivia, Honduras y Paraguay.

Brasil ha sido el principal destino de la IED española en la región, con unos flujos brutos totales de 16.366 millones de euros y 11.662 millones netos.

México ha sido el segundo destino de la IED española en la región, con el 20%, tanto de los flujos brutos como netos, equivalentes a un promedio anual de 1.804 y 819 millones de euros brutos y netos.

Perú se situó como tercer país de destino de la IED española por delante de Chile y Argentina.

Con la Gran Recesión, América Latina ha sufrido intensos efectos negativos, pero que en esta ocasión no han provocado crisis financieras externas acompañadas de crisis bancarias, procesos de recesión y alta inestabilidad.

Esta Cumbre, enfocada en el compromiso iberoamericano con la Agenda 2030 de las ONU, se presenta como “el único” esfuerzo positivo posible en la actualidad.

Es un esfuerzo que mira, a través de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, soluciones de punta dirigidas a cada uno de los retos que enfrenta América Latina: las desigualdades, la pobreza y el hambre, la desconfianza institucional, el trabajo, la violencia, la disrupción tecnológica y la degradación ambiental, entre otros.

En estos 27 años, América Latina, según la bibliografía oficial, cuadruplicó su ingreso per cápita y reconfiguró su arquitectura social. Por primera vez hay más latinoamericanos viviendo en la clase media que bajo la línea de pobreza. Pero la realidad, más allá de las estadísticas oficiales, indica que el desempleo, la informalidad, la inestabilidad social son elementos de un volcán en acelerado proceso de erupción incontenible.

Suena a ironía cuando el presidente Jimmy Morales, desde la Guatemala Antigua, dirigiéndose los jefes de Estado y de Gobierno, así como al rey Felipe VI de España, vicepresidentes y primeras damas: Bienvenidos a: «Una Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible», y “que ahora corresponde «trabajar en pos de esos ideales».

COLOFÓN

Rigoberta Menchú, guatemalteca, Nobel de la Paz 1992, vive exiliada en México: “En alguna ocasión he afirmado, con toda razón, que los avances que se han registrado en el sentido de reconocer nuestros derechos ha sido el resultado de la lucha que los pueblos originarios hemos emprendido, pues a pesar de la discriminación, la opresión, la marginación, la intolerancia y el racismo, nunca hemos dejado de luchar por nuestros derechos y por el mantenimiento y rescate de nuestras culturas”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − siete =