El expresidente de la Junta de Andalucía José Antonio Griñán, y quien iría a la cárcel de confirmarse la sentencia al ser condenado a seis años de prisión, ha anunciado a la Audiencia Provincial de Sevilla su intención de recurrir la sentencia de la pieza política de los ERE por infracción de ley, error en los hechos probados o falta de claridad, entre otros motivos.

El tribunal considera a Griñán culpable de prevaricación y malversación.

A pesar del mutismo que mantiene el entorno de Griñán desde la sentencia delos ERE, sus abogados mostraron su intención de recurrirla desde el mismo momento de conocerse. Hoy se ha filtrado a la prensa el recurso.

Así, en un escrito presentado ante la Sección Primera el abogado de Griñán considera que la sentencia, que le impuso 6 años y 2 días de prisión y 15 años y 2 días de inhabilitación absoluta por malversación y prevaricación, es «no ajustada a derecho y contraria a los intereses» del exdirigente andaluz.

Así mismo, expresa su propósito de presentar un recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo por «infracción de ley, error en los hechos probados derivados de documentos obrantes en la causa, quebrantamiento de forma por falta de claridad, contradicción en los hechos probados e infracción de precepto constitucional».

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEfectos colaterales del conflicto
Artículo siguienteUn hombre intenta matar a su mujer quemando su casa en Sevilla
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre