El expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha declarado ante el tribunal de los ERE negando que conociera “exactamente” el programa de ayudas otorgadas por la Consejería de Empleo, el conocido como programa 31L, con cargo al que se abonaban las citadas ayudas investigadas hasta el inicio de esta causa judicial en 2011.

El antiguo dirigente afirma que en su etapa como consejero de Hacienda “no se podía llegar al detalle” de las condiciones y que ese programa era “insignificante” en el presupuesto de Empleo.

Cuando el fiscal le ha dicho que era el de mayor volumen económico a excepción del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), Griñán ha respondido que eso es como “quitarle el SAS a la Consejería de Salud”.

Griñán ha comenzado hoy a declarar en el juicio de la pieza política del caso ERE respondiendo a las preguntas del fiscal Anticorrupción, que le acusa de prevaricación y malversación y pide 6 años de cárcel y 30 de inhabilitación.

Griñan asegura que las ayudas investigadas ocupaban un papel “insignificante” en las cuentas.

Cuando el fiscal le ha dicho que era el de mayor volumen económico a excepción del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), Griñán ha respondido que eso es como “quitarle el SAS a la Consejería de Salud”.

Por su parte, el PSOE-A ha afirmado que tanto Griñán como Chaves son dos personas “íntegras y honestas”, que estaban “deseando” explicarse en el juicio de los ERE para despejar cualquier “tipo de duda” y las “acusaciones” que se han lanzado contra ellos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre