martes, 9agosto, 2022
32.4 C
Seville

Graves acusaciones de corrupción contra Donald Trump y su emporio empresarial

La Fiscalía de Nueva York ha acusado a la compañía de Donald Trump de ocultar casi 2 millones de dólares de beneficios extraoficiales y bonificaciones al director financiero

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La Fiscalía de Nueva York ha acusado a la compañía de Donald Trump y al director financiero, Allen Weisselberg, de ocultar alrededor de 1,7 millones de dólares en beneficios extraoficiales y bonificaciones en efectivo para Weisselberg, sus familiares y otros empleados de Trump. 

La conducta descrita era atroz y claramente merecía un enjuiciamiento, pero sorprende que los fiscales aún no habían sacado a la luz cargos relacionados con los tratos de la firma Trump con bancos, compañías de seguros o las declaraciones de impuestos sobre la renta y la propiedad de la compañía.

La acusación es parte de un proceso metódico para construir un caso más amplio que muy bien podría involucrar cargos contra el propio Trump.

Varios expertos jurídicos afirman que la demanda no refleja todas las pruebas que los fiscales tienen contra la Organización Trump o Donald Trump, sino sólo las cosas que creen que en el momento actual pueden probar contra Weisselberg.

Posiblemente, los fiscales no iniciaron aún su investigación sobre Donald Trump para desmantelar una conspiración de beneficios complementarios que asciende a una cantidad significativa de dólares, pero una cantidad relativamente pequeña de dinero en el contexto de la Organización Trump.

El testimonio del director financiero

Los 15 cargos, que teóricamente conllevan hasta 80 años de prisión, podrían convencer a Weisselberg, de que les cuente a los fiscales lo que sabe sobre la participación de Trump en otros asuntos de fraude fiscal, de seguros y bancarios que ha estado investigando la oficina del fiscal de distrito de Nueva York durante dos años. 

Los abogados de Trump argumentaron que no se han escuchado, de momento, cargos penales federales contra una empresa por las sumas en cuestión en la acusación: alrededor de 1,7 millones de dólares en ingresos supuestamente no declarados a Weisselberg durante 15 años. 

Como resultado, alegan los fiscales, el director financiero de la Organización Trump dejó de pagar de su impuesto sobre la renta federal en aproximadamente 556.000 dólares, del impuesto estatal en aproximadamente 107.000 y de los impuestos de la ciudad de Nueva York en aproximadamente 238.000.

La Organización de Trump ya ha creado su conspiración

En un comunicado hecho público el pasado jueves, la Organización de Trump apelaba a una conspiración contra la empresa del expresidente de los Estados Unidos: «Nunca antes la oficina del Fiscal de Distrito, o incluso el IRS, acusó penalmente a una empresa por los beneficios de los empleados. Todos los días, los neoyorquinos y los estadounidenses saben exactamente qué es esto: un uso inapropiado del vasto y descontrolado poder de un fiscal local para atacar a un oponente político».

Sin embargo, la variedad de beneficios libres de impuestos no declarados, incluida la matrícula de una escuela privada, el alquiler de apartamentos y los pagos de renting de Mercedes descritos en la acusación, hicieron que las acusaciones contra la Organización Trump fueran más condenatorias y señalaran que Weisselberg y otros tomaron medidas deliberadas para encubrir las ventajas y los beneficios.

Afirmaciones engañosas

Uno de los fiscales del caso dijo en la vista celebrada el jueves que las afirmaciones públicas de la Organización Trump sobre los cargos son engañosas.

Por su parte, la asistente del fiscal de distrito Carey Dunne describió el supuesto esquema de pago extraoficial como «un tipo de delito que se imputa a empresas y ejecutivos todo el tiempo».

Refiriéndose a Trump, Dunne agregó: «Contrariamente a la afirmación de hoy del ex director ejecutivo de la compañía, esta no es una práctica estándar en la comunidad empresarial, ni fue el acto de un empleado deshonesto o aislado».

Si bien las sumas involucradas en el caso parecen menores en comparación con las bonificaciones pagadas a los banqueros de Wall Street en un año determinado, la naturaleza flagrante del supuesto plan de la Organización Trump requería acción.

Además, se presenta al IRS, la Agencia Tributaria Federal de los Estados Unidos, como una víctima. De hecho, el cargo más serio contra Weisselberg, que conlleva una posible pena de prisión de 15 años, es que robó más de medio millón de dólares del gobierno federal al no pagar sus impuestos adecuadamente.

Sin embargo, hasta ahora, no ha habido ninguna señal pública de que el IRS lo haya demandado por ese dinero, y mucho menos ha presentado un caso penal federal por ello. La realidad es que esos supuestos ingresos no declarados simplemente podrían haber pasado desapercibidos para los agentes tributarios federales.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído