Un siglo contempla a la vida de Gracia Paláu desde 1919; ayer acabó pero no he sentido una tristeza dolorosa… más bien de congratulación por su vitalidad y, más allá del contenido de su trabajo, el ejemplo de compromiso con aquello que su maestro JRJ llamó “trabajo gustoso”, ese ideal de comunismo lírico en el que el esfuerzo para los demás se superpone al beneficio inmediato y se ejerce placiendo la utopía personal de la felicidad.

Tuve la suerte de conocerla, tratarla, incluso intimar un poco con ella sobre cuestiones privadas relativas a lo que rodea al Moguereño y sus administradores y estudiosos, en Moguer y en largas conversaciones transoceánicas por teléfono ¡fijo!

Graciela era como un pajarillo mitad pudibundo mitad desvergonzado, pícara, alegre, energética, tenía un punto de mujer caribe que vindicaba lo picante al tiempo ejercía de señora decimonónica universitaria hasta en la firma de sus libros. Recuerdo una noche con una copa, sólo una, por los casi noventa años de entonces, jugando con los significados de palabras de uso cotidiano en España que eran vulgaridades obscenas en Centroamérica, y gritaba, desviaba la mirada, se tapaba la boca y lloraba de risa promoviendo la ambigüedad.

Al hablar de Zenobia se inflamaba, al defender a Juan Ramón se elevaba como las neoconversas y la pasión la sacaba de este mundo. Hay quien últimamente pone en duda algunos de sus recuerdos, para mí “se non è vero, è ben trovato”, entre otras cosas porque el documento es tan lábil como la memoria: dice lo que dice quien lo usa… y Graciela era buena, simpática y apasionada. Me la creo mejor.

Fue una mujer de transición, si le hubiera tocado iniciar su vida más tarde habría sido un huracán porque, a pesar de todo lo que tuvo en contra, fue un tornado. Para mí su visión de la poética de JRJ es una hermosa novela de lectura obligatoria para quien quiera acercarse a la figura del poeta, yo lo leo distinto pero eso no me arrebata un ápice de su Autoridad.

Se fue Graciela Paláu. En los muertos morimos todos un poco, allá vamos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorAviso para navegantes: Freno en la economía española
Artículo siguienteLa utilización de deportistas de élite en publicidad de juegos online incita a los jóvenes a la ludopatía
Francisco Silvera. Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016). -Libro de los silencios (2018) -Pintar el aire (2018, en colaboración con el pintor Miguel Díaz) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es. Libro de los silencios ha sido galardonado por el jurado del XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA de 2019 en la modalidad de relatos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecinueve − 6 =