El Muro de Berlín, en determinadas partes tuvo un aumento de altura, de cemento y hierro, mallas y vigilancia permanente. Fue inaugurado el 9 de octubre de 1961. Los alemanes comunistas del este construyeron el muro para detener las migraciones multitudinarias a Berlín Occidental. El muro logró ese acometido, pero también se convirtió en un símbolo perdurable de la Guerra Fría, dado que la gente arriesgaba la vida para cruzarlo, ya fuera escalándolo o con ayuda de túneles. Los alemanes lo derrumbaron en 1989.

La  caída de este Muro permitió  el  reencuentro  de  su población y hoy  es una  referencia  de la modernidad, un país que se ha reencontrado con civilización.

Una investigación de Jorge Zavaleta  Balarezo, desde la Universidad  de Pittsburgh, sobre el cine latinoamericano, recrea el mensaje que presenta la película Good Bye Lenin, sobre el Muro de  Berlín: «El cinematógrafo fue inventado por los hermanos Lumière en 1895. Por la misma época, Thomas Alva Edison patentó el kinetoscopio. América Latina no fue ajena, desde un principio, a la nueva realidad que planteaba el nacimiento de un arte que, hoy en día, se ha convertido en la expresión más acabada y de mayores posibilidades expresivas de la modernidad, acompañada por un permanente progreso tecnológico…Volquemos recursos para la educación, invirtiendo en cine. Los frutos no tardarán»

El muro entre México  y EEUU provoca más opositores que simpatizantes. Más allá de los discursos y argumentos, en principio este proyecto interesa más a las más grandes compañías  constructoras, que favorecen a empresas globales.  El problema genera más de una discusión, en las cuales  brotan los  mejores  argumentos  humanistas  que opacan o  nublan cualquier idea contra la libertad de tránsito de todo ser  humano. La prensa, el  cine cumplen hoy en dia un rol trascendente para comprender mayores peligros en el  futuro,

Décadas atrás,  Haití  el pequeño y más pobre país  del mundo, la naturaleza  se ensañó con su frágil infraestructura de viviendas y carreteras. La  noticia   que provocó  inmensurable dolor, también hubo  sonrisas y satisfacciones.

Testimonio de vida. Estaba  en Lima, ciudad colonial, que sigue conservando o construyendo muros para «evitar»  que los pobladores de los pueblos del sur de la capital, crucen las solariegas  casonas  muchas  de ellas con títulos de propiedad de dinero ilegal. Las embajadas de Alemania, de la  Unión  Europea, por ejemplo,  han  preferido rematar  sus  residencias oficiales, y trasladarse  más  cerca, como San Isidro, Miraflores, Surco o San Borja. El  dinero negro no siempre  es  cotizado por todos. Hay  aún  alcaldes probos que crean obstáculos para mayores muros.

Recuerdo el siguiente diálogo en una  institución financiera: «Bernardo, un argentino, arquitecto y aficionado al cine le  dijo a su esposa  Claudia, colombiana,  vengo  a  despedirme porque acabo  de conseguir   un buen empleo  y por  tiempo largo. Parto esta tarde a Puerto Príncipe, con escala  en  Panamá. Claudia,  sorprendida, dejó de fumar, y pidió explicación  mayor.  ¿Acaso no  sabes que hace 30  minutos  Haití ha sufrido el más  fuerte  terremoto  de las últimas décadas?, respondió Bernardo.

The Time, prestigio  medio de lectura  global, ha publicado  una  valiosa iniciativa que en pocas páginas ofrece un largo informe…:  “Tal vez Donald Trump quiera tomar nota: la historia de la humanidad está plagada de ejemplos de ingeniería frustrados por completos aficionados que no pierden de vista su objetivo”.

Darcy Eveleigh, autor de este periplo con el  apoyo  de destacados  fotógrafos  y  valiosos archivos,  escribe que la historia ha olvidado si Adriano, Qin Shi Huang o Nikita Khrushchev alguna vez dijeron: “Construiré un muro”.

Pero eso fue lo que hicieron y ¿qué pasó después? La historia de los muros y las murallas, que impiden el acceso o la salida, también es la historia de aquellos que se las ingeniaron para atravesarlos, ya fuera con ayuda de escaleras o túneles. Algunos, incluso, fueron derribados.

El ejemplo clásico es la Gran Muralla China. A pesar de su imponencia y sorprendente durabilidad, no logró impedir el paso a varias tribus nómadas del norte. La historia está plagada de ejemplos de ingeniería frustrados por aficionados que no perdieron de vista su objetivo. No obstante, Trump sostiene que el proyecto de Estados Unidos y México, debe ser algo grande, hermoso, alto y fuerte. Además, dice, pagará México.

Marruecos y Melilla. Inmigrantes escalan una valla, de un conjunto de tres, que separa a Marruecos del enclave español de Melilla, en 2014. Esta es una de las pocas fronteras terrestres entre Europa y África. La situación en Melilla enfatiza la desesperación de los inmigrantes que buscan la forma de entrar, así como los esfuerzos de España por tratar de evitarlo.

Jerusalen. La barrera rodea el Campo de Refugiados Palestinos de Shuafat, en las afueras de Jerusalén. Israel afirma que la red de muros de acero y concreto, así como las cercas y el alambre de púas son necesarios por seguridad. Para los palestinos, implica el despojo de tierras que debilita su Estado prometido. La ONU ha integrado a Palestina como miembro activo. Pero EU no reconoce.

El Muro de Adriano, en el norte de Inglaterra. Los romanos comenzaron a construir este muro cerca del año 120 d. C. para marcar la frontera noroeste de su imperio. Los invasores nunca fueron una amenaza real. Hoy, los turistas pueden recorrer toda su extensión de costa a costa.

Volvemos a las ciudades fronterizas de El Paso y Benito Juárez, y podemos  constatar  la psicosis que  vive la mayoria  de residentes  de ambos  pueblos, recordando que hace  30 o 40 años  las relaciones humanas eran relativamente apacibles, porque el narcotráfico era imperceptible en México-Estado Unidos. Un fragmento del actual muro entre Estados Unidos y México en el desierto entre Yuma, Arizona, y Calecico, California., genera diversos  comentarios nada  favorables, cada día se enrarece más el ambiente.

Los carteles mexicanos de la droga han construido túneles subterráneos que atraviesan el muro. El área está fuertemente vigilada por la Patrulla Fronteriza. Los migrantes aun así encuentran formas de pasar de un lado a otro.

El Kremlin en Moscú. Un guardia afuera de las paredes del Kremlin, cuida la parte central y más antigua de Moscú. Las paredes actuales del Kremlin son de finales de 1400 y se erigieron para remplazar a las anteriores. El Kremlin fue derrocado por fuerzas extranjeras en diversas ocasiones.

La Santa Sede. Turistas al lado del muro de la Ciudad del Vaticano en Roma fue construido por el papa León IV, incluyó algunas de sus paredes en el siglo IX en un esfuerzo por proteger a la ciudad de ataques de piratas y otros saqueadores. En la actualidad, las paredes no rodean la ciudad por completo. Cualquiera puede entrar caminando a la Plaza de San Pedro. Los domingos, El Vaticano convoca miles a buscar perdón a sus visitantes, a través de una veintena de confesionarios en diferentes lenguas.

Dos Coreas. Una turista observa a través de la cerca de alambre de púas decorada con listones en los que se escriben deseos a favor de la reunificación de las dos Coreas, en el Pabellón Imjingak en Corea del Sur. La frontera, resguardada con esmero, ha logrado mantener a los dos pueblos separados durante más de 60 años, aunque los surcoreanos algunas veces han encontrado túneles subterráneos construidos por norcoreanos.

Indios en Rumanía. Albañiles terminan, en 2011, un muro de concreto en Baia Mare, Rumania. Un conjunto de departamentos que albergan a familias de romaníes en Baia Mare, está rodeado por un muro de concreto. Las paredes, erigidas por el alcalde de la ciudad, cercaron un gueto. Los romaníes, originarios de la India, han padecido opresión y violencia en Europa durante siglos.

El Gueto de Varsovia en 1940, el año de su construcción. Los nazis apiñaron y confinaron a más de 400.000 judíos en una pequeña área de la ciudad, donde proliferaron la enfermedad y el hambre. En 1942, hubo deportaciones masivas a campos de exterminio. Durante un levantamiento en 1943, los alemanes derribaron este muro.

Entre la India y Bangladesh, en 2006, soldados de las Fuerzas Armadas de Seguridad de la Frontera India patrullan la frontera entre la India y Bangladesh. La India construyó esta cerca para detener el flujo de cruces ilegales de bangladesíes.

En Chipre a la izquierda, un muro en la Calle Ledra en Nicosia. En 2005 y en la misma calle en 2013. El muro entre las partes de la ciudad controladas por Grecia y Turquía se derribó en 2007, pero a pesar de los esfuerzos recientes para llegar a un acuerdo, Chipre continúa dividida, como desde 1974.

La religión los separatistas. Los muros que separan los vecindarios de protestantes y católicos romanos de Belfast, en Irlanda del Norte. Los muros se construyeron en 1969 en un intento por mantener la paz, pero no se logró. Hoy, una vez abatida la violencia, hay partes de la ciudad que se han convertido en un centro turístico, con tiendas de moda y restaurantes. Los muros continúan en su sitio, pero se abren todos los días bajo la mirada vigilante de la policía.

Muros de arena. Un competidor en el Rally París-Dakar atraviesa un muro de arena en la frontera entre Mauritania y Marruecos en 2001. Marruecos construyó el muro de arena a principios de los años ochenta para impedir el acceso a los guerrilleros del Frente Polisario, quienes buscaban la independencia del Sahara occidental. El Rally Dakar, como se llamaba, se ha celebrado en Sudamérica desde 2009 debido a problemas de seguridad en Mauritania.

Conclusión. Los muros no han resuelto los conflictos. Hoy la comunicación sideral, lleva la violencia a los centros de mayor concurrencia urbana. Las guerrillas  de los sesenta son leyenda. Los grupos violentos trajeron abajo las Torres Gemelas de Nueva York, el   fatídico 11 de setiembre de 1911, tragedia que ha dejado un mundo de inseguridad, difícil, casi imposible de recuperar las democracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =