El Consejero de Políticas Digitales de la Generalitat de Cataluña, Jordi Puigneró y el portavoz y consejero de Gobernanza pública y autogobierno vasco Josu Erkoreka, se reunieron ayer en la sede del Gobierno vasco en Vitoria-Gasteiz.

El motivo de la reunión es la voluntad de los dos gobiernos de establecer una estrategia conjunta y coordinada ante futuras regulaciones europeas que se transpondrán desde el Gobierno central español, así como regulaciones y leyes que se impulsan desde el propio Gobierno español y que podrían suponer una invasión de competencias sectoriales en este ámbito, como está sucediendo en el área de la Administración electrónica, Sociedad Digital o Ciberseguridad.

En su reunión, abordaron la Ley 39/2015 y la ley 40/2015 de procedimientos administrativos comunes que se encuentra suspendida parcialmente por el Tribunal Constitucional. Desde el Gobierno de Cataluña se planteó un recurso de inconstitucionalidad, por extralimitarse al regular cuestiones del procedimiento administrativo común que conllevaban obligaciones para las administraciones regionales, llegando a imponer también el uso de plataformas y herramientas del Estado.

Una de las competencias específicas que se verán amenazadas está precisamente relacionada con la ciberseguridad, puesto que la transposición de la directiva europea NIS (“Network Informacion Systems”), supone una recentralización de competencias de los centros de ciberseguridad. Y precisamente, dentro de este marco regulatorio, desde el gobierno de Cataluña se está desarrollando la futura Agencia de Ciberseguridad de Cataluña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + catorce =