La posición de debilidad en la que se encuentra Pedro Sánchez está obligando al presidente socialista a tejer todo tipo de alianzas en la sombra para tratar de apuntalar el Gobierno y agotar la legislatura, evitando así convocar elecciones anticipadas, tal como le exige la derecha casi a diario. Con Vox subiendo como la espuma y el PP agarrado a su estela, con Podemos en una fase de preocupante estancamiento, a Sánchez solo le queda buscar un acercamiento a Ciudadanos para mantenerse en el poder. Sin embargo, Albert Rivera ya ha dicho que planteará una enmienda a la totalidad al proyecto socialista de presupuestos generales del Estado, los más sociales desde que estalló la crisis, y quizá esa negativa ha empujado a Moncloa a mover ficha para tratar de ganar aliados entre los poderes fácticos económicos. Ya se sabe que quien tiene de su lado el poder financiero, lo tiene todo.

Con esa premisa, en la tarde del martes, Iván Redondo, jefe de gabinete de Sánchez y gran artífice de la moción de censura que derrocó a Mariano Rajoy, se reunía en Madrid, en lugar desconocido, con al menos una veintena de presidentes y altos cargos de los consejos de administración de las empresas más importantes del Íbex 35. Ningún medio de comunicación fue convocado al acto y el encuentro ni siquiera aparecía en la agenda de trabajo del jefe del Ejecutivo. Fue una reunión privada, discreta, aunque de la mayor trascendencia, ya que entre los objetivos del Gobierno sin duda estaba explicar a los buques insignia de la economía española su proyecto de presupuestos generales para este año. No hay gobierno, ya sea de izquierdas o de derechas, que pueda gobernar con el Íbex 35 en contra, de ahí que Sánchez, conocedor de la difícil posición en la que se encuentra, haya intentado sondear cómo ha caído en el mundo empresarial su intención de invertir en gasto social 209.510 millones de euros, lo cual representa el 57,3 % del total y un incremento en esa partida de 12.599 millones respecto a 2018. El aumento en gasto social es el mayor desde 2009, según informó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que destacó iniciativas como la subida del 1,6 % en las pensiones generales, así como la supresión del copago farmacéutico para los pensionistas con bajo nivel de renta. Además, se mejoran las ayudas a la dependencia con 831 millones de euros más, se incrementa en 150 millones la partida destinada a becas para la Educación y se elevan las ayudas para comedor a las familias en riesgo de exclusión social (25 millones de euros).

El poder del dinero siente auténtica alergia ante este tipo de medidas socialdemócratas, y más si vienen de un Gobierno como el socialista, de manera que el Íbex 35 no ha debido recibir con especial ilusión el proyecto de presupuestos de Sánchez. La reunión de Redondo con los gerentes tenía por objetivo tranquilizar a las grandes empresas y enviarles el mensaje de que España no se va a convertir en un Estado bolivariano pseudocomunista, sino que lejos de eso seguirá en la senda del capitalismo neoliberal.

El encuentro duró una hora y cuarto y los empresarios pudieron intercambiar opiniones con la delegación de asesores del Gobierno. Diario16 se ha puesto en contacto con el gabinete de Presidencia para tratar de recabar la versión oficial sobre esta misteriosa reunión, pero no ha recibido respuesta de momento ni sobre el contenido de las conversaciones ni sobre si Pedro Sánchez acudió finalmente a la cita, tal como esperaban los empresarios. Tampoco se ha explicado si la idea de que el presidente del Gobierno se reúna con los todopoderosos financieros españoles ha partido de él mismo o ha sido otra de las estrategias maestras de Iván Redondo. En cualquier caso, todo ello lleva a pensar que si Moncloa no informó a los medios de comunicación es porque sencillamente ha considerado que el contacto no debía trascender a la opinión pública ni a sus socios de Gobierno (véase Podemos), incurriéndose así en una falta de transparencia sospechosa. La única explicación es que Redondo haya considerado que la foto de Pedro Sánchez con los jerarcas del Íbex no era recomendable en este momento tan delicado, cuando el futuro político del presidente pende de un hilo y sus presupuestos generales probablemente tengan que volver al cajón del Ministerio de Economía por falta de apoyo.

2 Comentarios

  1. Estos pájaros ni son de derechas, ni de izquierdas, ni de centro, ni de nada, son unos golfos dedicados a entretener al pueblo Español, y a sostener el dinero que le regalamos a final de mes.
    Hale patricia metetelos a todos en la vagina, y lo que tu mandes.
    Bah.

  2. En secreto, pero si ya lo sabe todo el mundo mundial, doctor honoris causa en economía y empresariales, y lo que tengas oculto.
    Ánimo patricia, yo hos permito y subvenciono y vosotros me consentíííííís.
    Presidente del psoe, -siempre valiendose de terceros- eres tonto y falto desde que tus señores padres eran novios.
    Hazte la cirugía estética en lado OZQUIERDO de la mejilla por los síntomas de viruela que se ven, para que seas más guapo y más completo.
    Ya te ha dicho lo que les tienes que decir, siguiendo el consejo de tu amigo Pablo Manuel.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre