Teodoro García Egea se ha tragado un sapo y a lo mejor los güitos con los que consiguió ser en Murcia el ganador mundial de tiro al hueso de fruta. Y es que ayer, cuando ya creía conseguido Murcia para su partido y su hombre de confianza en la comunidad que le vio nacer, Vox dio al traste con la investidura en primera vuelta.

Queda una segunda opción, pero Vox, de momento, se hace el fuerte ante un Ciudadanos que quiere pactar sin que se note, sin sentarse con la ultraderecha y sin que eso le genere coste político alguno.

¿Quién ha dado un disgusto a este hombre?, comentaban ayer entre risas algunos políticos ante la falta de apoyo al candidato popular en Murcia.

Una comunidad la de Murcia donde el PP tiene una intensa trama que lleva hasta a que tenga impunidad una maestra que pide a los alumnos que diga a sus padres a quien hay que votar (al candidato popular, por supuesto).

El PP tiene una intensa trama en Murcia donde hasta hay profesoras que  dicen al alumnado a quién hay que votar

Así las cosa, y tras la desilusión del secretario general del PP, García Egea manifiesta que la única esperanza que tiene la izquierda hoy se llama Vox y defiende que la izquierda ha tenido peores resultados que en las elecciones generales, que le han dado la espalda en tres semanas miles de ciudadanos.

Ganó el PSOE

No comenta García Egea que el PSOE ganó las elecciones en Murcia. Pero remarca que no es responsable del partido de Ciudadanos y “si ellos no quieren sentarse con Vox, no es mi problema”.

Yo si quiero sentarme con Vox y estoy a disposición de todo aquel que quiera mejorar mi región y mi país y me sentaré las veces que hagan falta para que dentro de los valores e ideales sea bueno para España”, apostilla.

Señala además que “es el momento de acordar posturas comunes”. Si Pablo Iglesias sumara hoy con Pedro Sánchez los 176 diputados, no habría debate. Al igual que si PP, Ciudadanos y Vox sumasen en el Parlamentado nacional no habría duda, por eso nadie entiende lo que está haciendo Vox en Murcia y Madrid.

Artículo anterior¡Queremos gobierno!
Artículo siguienteSiempre el mismo proyecto
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre