Viendo a Charles Leclerc y el modo en el que está vapuleando a su compañero de equipo y jefe de filas: Sebastian Vettel no podemos en LAS ALMAS Y LA F1 menos que pensar en Fernando Alonso, pero no en el Fernando Alonso de ahora, sino en el Fernando Alonso de 2004, justo antes de ganar su primer campeonato del mundo. Y pensamos también en el Fernando Alonso actual, que no se rinde, que es capaz de viajar hasta el otro hemisferio del automovilismo, el mundo de los rallies, para intentar demostrar que sigue siendo el más grande.

Y entonces surge el juego, la incógnita, la curiosidad. Al cabo LAS ALMAS Y LA F1 es un trabajo que realiza un equipo de novelistas y poetas y cuentistas, de creadores de ficción. Y como creadores nos consideramos capaces de responder a la pregunta:

¿Ganaría Fernando Alonso al Fernando Alonso de 2004?

El Fernando Alonso de 2004 tenía más hambre, eso está claro, y menos experiencia y tampoco conocía como ahora los juegos sucios de la política dentro de los equipos de F1 y de la FIA.

El Fernando Alonso actual ya no tiene nada que demostrar, si le hubiera favorecido la suerte un poquito y hubiese estado en el equipo oportuno -en la Mercedes de Hamilton- ya tendría tantos mundiales o más que Schumacher… pero no le favoreció la suerte, y tampoco le favoreció Ron Dennis en su primera época de McLaren. Pero aún no teniendo nada que demostrar el quiere seguir demostrando; y lo está logrando..

Veamos.

Un Gran Premio imaginario; urbano: London City, en Belgravia pero con dos zonas para adelantar con suficiente facilidad.

La clasificación. En la clasificación apostamos por el Fernando Alonso actual, el Fernando Alonso de 2019. Ha aprendido mucho, ahí si vale la experiencia, y sigue teniendo el pequeño punto de audacísima locura capaz de arañar las milésimas a los segundos.

¿Y la carrera?

Ah… la carrera. Qué difícil. Si la salida fuese como la de Sochi y hubiese posibilidad de rebufo Alonso El Viejo adelantaría a Alonso el Joven antes de llegar a la primera curva, pero también podría suceder que Alonso 2004 le cerrase la puerta por completo a Alonso 2019… y entonces… no se estrellarían porque el Fernando Alonso actual hace mucho que no tiene ningún accidente si está en su mano evitarlo; esperaría al cambio de neumáticos y le adelantaría por estrategia… o no.

Esto es un juego especulativo, pero a la conclusión que llegamos es que cualquiera de los dos podría ganar la carrera, porque evidentemente Fernando Alonso 2004 es un piloto incomparable, el mejor piloto del mundo (como también lo eran Jim Clark, Senna o Fangio), pero Fernando Alonso 2019 también es un piloto incomparable, el mejor piloto del mundo. Por lo que el resultado final de esa carrera imaginaria dependería del azar, de las circunstancias….

Aunque ya puestos a imaginar sería bonito verlos entrar a la vez, exactamente a la vez, sin una sola milésima de segundo de diferencia, gritando y levantando los brazos en señal de triunfo al unísono.

Tigre tigre.

 

Por qué Fernando Alonso es el mejor piloto de todos los tiempos

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 18 =