Cuando pase la crisis del coronavirus la ciudadanía necesitará puntos de referencia para volver a la normalidad. En este aspecto tendrá mucha importancia el papel que jueguen instituciones como la Fundación Cajasol, por la labor sociocultural que aportan a la sociedad, en este caso de Andalucía.

La Fundación Cajasol tendrá la capacidad de ofertar a la ciudadanía ambiciosos programas culturales, de acción social, de iniciativas para el emprendimiento y de formación.

Desde el punto de vista de la acción social, la Fundación presta ayuda a acciones y proyectos que están dirigidos al fomento de la integración social y a la búsqueda de la igualdad efectiva. El objetivo es la búsqueda de una sociedad mucho más justa y la acción se materializa en la colaboración con el tejido asociativo que tiene capacidad, a través de su dinamismo, de adaptación a las situaciones sobrevenidas, como, en este caso, la crisis del coronavirus que originará una serie de necesidades nuevas a las que hacer frente.

La pandemia del COVID-19 está provocando una grave crisis en el tejido empresarial. La Fundación Cajasol dispone de una serie de planes para el emprendimiento que serán muy útiles de cara al momento en que esta crisis pase y se retome la normalidad. Un ejemplo de la capacidad de la Fundación es su proyecto “Emprende Lunares” que ha proporcionado formación, asesoramiento técnico, e, incluso, financiación para la puesta en marcha de proyectos empresariales relacionados con el sector de la moda. Este proyecto podría ser extensible a todos los sectores empresariales.

Tras los largos días del confinamiento, se espera que la ciudadanía busque ocio y esparcimiento. En este sentido, la Fundación Cajasol siempre ha apostado por tener una importante agenda cultural que se va renovando a través de la combinación de ciclos temporales y actividades fijas, siendo uno de los puntos fuertes de lo que puede ofrecer por su calidad, por centrarse en todos los ámbitos y, sobre todo, por poner la cultura al alcance de todos.

Finalmente, la sociedad va a necesitar un modelo formativo de reciclaje tras la pandemia. En este sentido, la Fundación Cajasol ofrece una importante oferta formativa orientada al servicio a la ciudadanía. Desde este punto de vista, esta apuesta tiene como objetivo la dotación a las personas de las herramientas necesarias para afrontar los cambios profesionales, lo que supone un importante impulso al desarrollo de Andalucía.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre