No es que no se encuentre bien, pero a veces un poquito de ganas de pegarse un tiro.

(Lo he sacado de Sosiego El Antilibro, una nota de octubre, finales, pero últimamente no pongo el día exacto en Sosiego. En el antilibro está en primera persona y no tiene título. Cualquier cosa se convierte en un relato con ponerle un título: el arte se ha vuelto increíblemente flexible en los últimos cien años. Supongo que por eso a nadie se le ocurrió antes la idea de escribir un cuento al día durante todos los de un año, porque cuento-relato era un corsé rígido y no tenía ningún encanto aplicar un solo molde. La libertad con la que yo cuento, la sociedad moderna me la ha dado, era impensable antaño, aunque Sherezade… Vale ya, me estoy enrollando: estaba perezoso y he pensado que me merecía un descanso, pero tenía tres temas para cuentecitos:

-Cuchara: mi prima Raquel con su hija Candela, utilicé la imagen en un artículo sobre la enfermedad de Candela.

-Ghosting: la expresión me la descubrió Álvaro Rodríguez de la Rubia: librarse de alguien, normalmente una chica, afantasmándose. El final sería que no logra afantasmarse tanto como para impedir que la burlada le pegue con una pala en la cabeza: no eres tan transparente como te gustaría, cretino.

-La tercera historia no tenía título y comenzaba, otra vez y eso quizá habría que cambiarlo, en las duchas del Canoe, con el agua saliendo helada, los socios cabreados, gritando y amenazando con subir a recepción para quejarse, decididos a darle una lección al gerente toleradamente ladrón. Pero es Traum quien está en una de las duchas, y piensa que él no le daría una leccioncita al gerente: echarle un cubo de agua helada en la cabeza o taparle con silicona la cerradura del coche o la taquilla. Traum no le asustaría. Tampoco le explicaría nada. Se cruzaría cualquier tarde en su camino. Hombre Alberto hola. Eso diría el gerente. Traum no diría nada. Sacaría la mano del bolsillo y al final de la mano habría un martillo. Un solo golpe no sería bastante. Hace mucho que no utilizaba un martillo. Es importante asegurarse de que está muerto. Los muertos no hablan. Pone cuidado en no mancharse de sangre. Aunque la sangre de un martillazo sólo salpica escandalosamente en los cómic y en las películas. Traum lo sabe por experiencia. Y luego haría correr la voz en los vestuarios: Fíjate lo que le pasó al gerente por no saber controlar las duchas. Normalmente a su sucesor en la gerencia del club no haría falta explicarle nada más.

Los dos últimos se parecen. El final de Ghosting lo cambiaré, si lo escribo, por algo menos violento)

(Estas notas son tan fáciles: me dejo llevar. Con los relatos no es tan sencillo: siempre busco brillos nuevos, o que hace tiempo no veo, o brillos que utilicé alguna vez pero ya he olvidado)

(Javier Puebla es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito durante todos los días de un año un cuento o relato literario: El Año del Cazador, una suerte de novela neurológica que sólo puede conseguirse completa y editada en papel solicitándosela directamente al autor a través de guasap (WhatsApp), hasta ahora podía pedirse también por Twitter, Instagram o Facebook, o en el correo elcazadordecuentos@javierpuebla.com, pero el artista ha decidido que ya sólo admite solicitudes por guasap. Y quien no tenga su teléfono… que se busque la vida.

Esta Suite -que comenzó a publicarse en 2019 en Diario16 con 33 relatos en 33 días- recupera el espíritu y la forma de observar el mundo con ojos de Cazador… de cuentos. Desde entonces vamos añadiendo relatos, y también relampos como esta pieza 55, caprichosamente.

https://www.facebook.com/ElCazadordeCuentos/
https://twitter.com/LeonCuentos
https://www.instagram.com/elcazadordecuentos/

(Mecanografía: LF)

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorRazoptimismo con Luca Lazzarini: ser constructivos y optimistas en tiempos de crisis
Artículo siguienteLlamamiento frente a las caceroladas de la derecha: «Frente a su odio, nuestra sonrisa»
Javier Puebla ha sido galardonado con diversos premios, tanto en prosa –Nadal, por Sonríe Delgado, y Berenguer, por La inutilidad de un beso– como en poesía: El gigante y el enano: V Certamen Vicente Presa. En 2010 recibió el premio Cultura Viva por el conjunto de su obra. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año: El año del cazador; 365 relatos que encierran una novela dentro. En 2005 fundó el taller 3Estaciones y la editorial Haz Mlagros. Cineasta, escritor, columnista y viajero: ejerció funciones diplomáticas en Dakar durante cuatro años, y allí escribió Pequeñas Historias Africanas, Belkís y Blanco y negra. Gusta de afirmar en las entrevistas que nació para contar historias, y quizá por eso algunos de sus artículos parecen relatos o cuentos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre