Estos días de confinamiento no son pocos los que han tenido que reinventarse laboralmente trabajando desde casa. Aquellos que son fumadores, también puede que hayan tenido algo más de dificultad para encontrar algunos accesorios, comprobando que nunca está de más tener una reserva de la que poder echar mano ante cualquier imprevisto.

De eso vamos a hablarte precisamente, de varios artículos para fumador con los que está muy bien contar y que, según tus preferencias, seguramente terminarás usando en uno u otro momento. Algunos incluso pueden llegar a tu casa para que ni siquiera tengas que desplazarte a por ellos.

Tabaco, trabajo y confinamiento: que no te falte de nada

Es lógico que cuando se habla de fumar, puede que a muchas personas lo primero que les venga a la cabeza sean cigarrillos y mecheros, algo que evidentemente forma una parte importante del universo del fumador. Pero evidentemente no es lo único: hay mucho más. Vamos a ver cuáles son algunas de esas cosas.

Si además te toca estar trabajando en casa, quedarse sin alguno de estos elementos puede llegar a ser incluso motivo de más estrés. Imagina que tienes que llevar a cabo una tarea que requiere de una gran concentración y para colmo estás, como se dice comúnmente, «fumándote encima»: lo que faltaba.

Cachimba

Además de «cachimba», tiene otros muchos nombres, algo que generalmente depende del país en el que vaya a ser usada; pipa de agua o shisha son algunos de los más comunes.

Se trata de un instrumento que tiene una forma muy similar a la de un jarrón. En la parte de arriba hay una cazoleta en la que se quema el tabaco, que después de que el humo pase por su sistema de tubos que incluye algo de agua, está listo para ser fumado. Ideal para desconectar del trabajo mientras te regalas un momento de relax.

La cachimba tiene también varios accesorios; por ejemplo, la cazoleta, de la que hay varios diseños diferentes que dependerán del tipo de tabaco que quieras fumar, mangueras adicionales o diferentes variedades de carbón que te harán disfrutar de un sabor más puro. Eso sí, precisarás de un hornillo eléctrico para calentar el carbón o, en su defecto, adquirir carbones que sean autoencendibles. Incluso hay boquillas con formas graciosísimas con las que podrás darle un toque especial.

Cigarrillos electrónicos

Los cigarrillos electrónicos, conocidos también con nombres como vapeador (de hecho, el acto de utilizarlos es denominado como “vapear”) o vaporizador, tienen la misma forma del cigarrillo tradicional, pero una mecánica distinta.

La persona que utiliza este vaporizador inhala a través de su boquilla, algo que hace que el líquido de este se caliente. Hay una enorme variedad de líquidos de distintos sabores que puedes introducir en ella. Hay un gran número de modelos que cada vez incorporan más novedades y funcionalidades. Lo cierto es que esta forma de fumar está cada vez más extendida.

Tabaqueras, pureras y pitilleras

Trabajando en casa, un lugar donde es más factible que puedas fumar cuando te apetezca, es normal “pasarse” fumando más de la cuenta. Una forma genial de dosificarse el tabaco (y de paso tenerlo a mano) es recurrir a uno de estos estuches.

Las tabaqueras te sirven para guardar el tabaco de liar, el papel, la boquilla y otros accesorios. Las pureras, tal y como su nombre indica, están diseñadas para que guardes los puros. En las pitilleras puedes tener tus cigarros perfectamente organizados y protegidos (no son pocas las veces en las que se guardan en otro sitio pensando que están más a mano y lo único que se consigue es que se terminen estropeando o rompiendo).

Mecheros

Uno de los utensilios más necesarios a la hora de fumar. Los hay de varios tipos. Los más conocidos son los Zippo, unos mecheros de gasolina, que siempre encenderán por mucho viento que haya, procedentes de EE. UU.

Por otro lado, están los famosos mecheros a gas Clipper. Cambiándoles la piedra y añadiéndoles gas cuando sea necesario, tendrás mechero para mucho tiempo. Hay disponibles un montón de modelos de ambos.

Tabaco

No estamos descubriendo América si decimos que una de las cosas fundamentales para cubrir las necesidades de un fumador es el tabaco. Como sabes, hay de distintos tipos: liados, de liar, para pipa, puritos, etcétera. Para no quedarte sin él, sobre todo en épocas tan críticas como esta, en que ha habido momentos en los que era mejor salir lo menos posible de casa, procura acumular algunos paquetes, boquilla o papel (de fumar).

Como habrás visto, en épocas como la ocasionada por la desgraciadamente célebre COVID-19, en la que evidentemente el estrés está a flor de piel, no tienes que renunciar a contar con los accesorios que necesita un fumador. Ni siquiera en momentos como los que hemos vivido, en lo que se debía salir de casa solo para lo imprescindible.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre