El sábado, el ejecutivo francés anunciaba que todas las personas que entrasen en el país deberían hacer una cuarentena de 15 días fueran o no sintomáticos por COVID-19.

Un día después, ayer domingo, el gobierno de Macron se veía forzado a dar marcha atrás en esta decisión y a tener que modificar las medidas al respecto.


«A las personas que entren en el territorio francés desde países del área europea (UE/Shengen y Reino Unido) no les afectará la medida de la cuarentena anunciada en Francia».

La medida está todavía pendiente de ser desarrollada de manera legislativa, por lo que durante esta semana se conocerán más detalles.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre