Los trabajos de liberación del buque ‘Ever Given‘ que se encuentra encallado en el Canal de Suez y bloquea así el tráfico marítimo en esta estratégica vía de comunicación han fracasado en la noche de este sábado, según fuentes de la Autoridad del Canal de Suez consultadas por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Aunque se comunicó que la noche del sábado se pensaba desencallar el carguero, el intento de liberar el buque de carga no ha dado resultados y se volverá a intentarlo este domingo durante la marea alta.

«Lamentablemente, no lo conseguimos«, ha dicho las fuentes consultadas por Sputnik. «Hoy realizaremos trabajos adicionales de dragado y volveremos a intentar durante la próxima marea ascendente», ha indicado.

El director de la Autoridad del Canal de Suez, el almirante Usama Rabie, ha asegurado que la tormenta de arena no fue la «causa principal» del encallamiento del buque. Rabie no ha concretado un motivo específico que haya provocado el incidente, pero ha explicado en rueda de prensa que hay «otros factores».

Hasta ahora la versión oficial atribuía a la tormenta de arena del martes la falta de visibilidad por la que el buque se atravesó en el canal y ha provocado un atasco de 321 embarcaciones, según ha revelado este sábado Rabie.

Estos buques están atascados en el propio canal o están anclados a la espera de poder cruzar por esta vía estratégica para el comercio de todo el mundo.

Rabie apuntó que es «difícil» concretar cuándo se podrá desbloquear el canal y ha especificado que hay 14 remolcadores implicados en los trabajos. Ello ha permitido lograr «avances», aunque no ha especificado más.

El plan B: sacar 600 contenedores para aligerar el peso

Este sábado comenzó una operación para remolcar el inmenso barco, de 400 metros de eslora, una longitud de cuatro campos de fútbol, tras la excavación realizada en torno a la proa atascada del barco, según ha informado previamente Rabie.

La operación involucró a nueve enormes remolcadoras cuyo éxito «depende de muchos factores, entre ellos la dirección del viento«, según ha explicado en un comunicado emitido a última hora del viernes.

La firma holandesa Boskalis, propietaria del equipo de respuesta de emergencia contratada para ayudar en las operaciones de rescate, ha indicado que los esfuerzos podrían tardar unos días siempre y cuando hagan acto de presencia remolcadores todavía más pesados.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre