El crecimiento espectacular de la empresa Forus no hubiera sido posible sin la participación del fondo Baring, quien tiene más del 35% de las acciones del grupo, como tampoco lo hubiese sido sin el apoyo a la financiación por parte de BBVA y, sobre todo, de Bankia.

En la última gran operación realizada por la empresa de Ignacio Triana, con la compra de seis centros deportivos de Santagadea Sports que estaban al borde del concurso y con una deuda acumulada de 70 millones de euros, Forus se impuso a las ofertas presentadas por los fondos de inversión Sherpa Capital y Kleon Capital. Por tanto, la operación habrá tenido un coste de más de 30 millones de euros, con las quitas de deuda aplicadas por los bancos, Bankia principalmente, y por algunos acreedores. Ni la sociedad de Triana ni Santagadea han hecho públicas

Sin embargo, Forus no ha ampliado capital para realizar esta operación, por lo que habrá ampliado su línea de endeudamiento. ¿Cómo es posible que una empresa que facturó 39 millones de euros en 2018 y que tiene un capital social de 24.417 euros puede disponer de un apalancamiento superior a los 100 millones de euros? Por esta razón, independientemente del volumen de ventas y del crecimiento de la empresa, sorprende su capacidad de endeudamiento, sobre todo por la tesitura de la banca que tienen muy controlados los riesgos a la hora de conceder financiación.

Según distintas fuentes consultadas por Diario16 y conocedoras de la operación de Santagadea, la consecución de esta nueva línea de financiación a través, principalmente, de Bankia fue posible gracias a la intervención en la negociación con el banco de Baring. Las mismas fuentes coinciden en que el volumen financiado fue de 56 millones de euros. Sin embargo, el propio Ignacio Triana confirmó a este medio que «no es esa la cifra, ni mucho menos».

Baring Private Equity Partners España, S.A.U. es una parte del Barings Banks —incluso sigue compartiendo el logotipo—, uno de los bancos más antiguos del mundo y que quebró en el año 1995 debido a las operaciones fraudulentas realizadas por uno de sus trabajadores y que, incluso, sirvió de argumento para una película protagonizada por Ewan McGregor: El gran farol. Barings fue comprado por 1 libra esterlina por el banco holandés ING. Este fraude fue tan dramático que perjudicó a sus empleados en todas las sedes del mundo al retenérseles sus bonos acumulados, además de dejarlos sin una situación laboral estable, perjudicando también a sus familias. Por último, los clientes y la comunidad se vieron fuertemente afectados, ya que estos depositaron la confianza de sus fondos en un banco que era uno de los más seguros de esos años, perdiendo gran parte de estos acumulados.

Baring, en la actualidad, forma parte del consejo accionarial de Forus y fue quien realizó la negociación con Bankia para conseguir la financiación para la operación de Santagadea Sports, según nuestras fuentes. Consultado Ignacio Triana sobre este hecho, ha incidido en lo que ya indicó en otras ocasiones: «Los aspectos económicos y detalles de la operación son confidenciales. No le puedo dar detalles de la operación».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − catorce =