Foro Asturias ha expulsado a su fundador, Francisco Álvarez-Cascos. Lo hace, además, tras interponer una querella contra el que fue presidente del Principado, vicepresidente del Gobierno y también ministro de Fomento por presuntos delitos de apropiación indebida y administración desleal, según informa el diario regional La Voz de Asturias.

La decisión se tomó después de que la comisión directiva del partido que ahora preside Carme Moriyón decidiera, a finales de mayo, iniciar acciones judiciales contra su fundador. La querella ya ha sido presentada y el expediente de expulsión resuelto.

En esa querella, los dirigentes de Foro aprecian la comisión de un presunto delito de apropiación indebida y malversación de fondos públicos en la conducta del expolítico conservador. Para ello se basan en una auditoría encargada por la dirección, en la que se aprecian “graves irregularidades” en las cuentas de la formación. Ese informe atribuye a Álvarez-Cascos el cobro de un millón en sueldos y otros 230.000 euros en gastos durante ocho años. Asimismo, se aportan una serie de facturas y documentos con los que desde la formación se argumenta la existencia de las presuntas irregularidades contables denunciadas.

La expulsión de Cascos del partido y la querella contra él se encuadran en la división interna entre oficialistas y casquistas, que ya se ha cobrado hace unas semanas su primera pieza con la expulsión del partido de otro diputado regional.

Según informa el diario El Comercio, el origen de la demanda presentada contra el fundador de Foro está en una auditoría, cuyo contenido avanzó este diario el pasado 28 de mayo, en la que se apreciaban “graves irregularidades” en las cuentas de la formación y se apuntaba al expresidente del partido como máximo responsable.

En la demanda presentada se apunta a presuntos delitos continuados de apropiación indebida y administración desleal. Para argumentar la acusación, se afirma en el escrito que Francisco Álvarez-Cascos cargó al partido 174.000 euros entre 2012 y 2014 por alquilarle como sede el despacho de su mujer en Madrid, “pese a que allí no había actividad de Foro”, tal como afirmó el pasado 28 de mayo Carmen Moriyón tras informar de las “irregularidades” detectadas en la auditoría encargada por su dirección.

La querella también se acompaña de facturas cargadas a Foro como gastos personales del expresidente del Principado y cuya suma total asciende a 230.000 euros. Entre otras, la licencia de pesca fluvial, el psicotécnico para renovar el permiso de armas –la caza es una de las grandes aficiones de Cascos–, flores compradas en la tienda de su hija, revisiones del vehículo de su esposa, la galerista María Porto, o los 72 euros por los servicios prestados por parte de una procuradora de Madrid que intervino en un acto de conciliación civil seguido ante el Juzgado de Primera Instancia nº 52 de Madrid, relativo al “caso Gürtel”.

Otros gastos que acompañan a la querella presentada en un juzgado de Oviedo son la compra de zapatos y varios videojuegos para sus hijos, estancias de hotel para sus suegros o las facturas de teléfono móvil de dos de sus hijos, siempre según la información del diario El Comercio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre