Esta mañana están previstas las comparecencias de Forn, Rull y Romeva ante el Tribunal Supremo, para conocer su procesamiento. La declaración indagatoria es un trámite previsto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, una vez se produce el procesamiento de los investigados en una causa penal.

Los tres ex consellers están citados desde las 10:00 horas para una declaración indagatoria en la que tendrán ocasión de declarar ante el magistrado acerca de los delitos por los que los procesa: rebelión y malversación.

Su citación se produce después de la de Jordi Sànchez, candidato a presidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, exvicepresident, y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, acusara a Llarena de falta de objetividad.

Todos los citados en el Supremo están en prisión preventiva, tanto los exconsellers del Govern de la Generalitat de Catalunya como los líderes de las entidades independentistas ANC y Òmnium Cultural.

Aunque normalmente la declaración indagatoria se limita a la comunicación al imputado de los cargos concretos por los que se le procesa, puede producirse un interrogatorio y la comparecencia podría alargarse varias horas, como ocurrió ayer con las comparecencias de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

El expresidente de ANC pidió la semana pasada al juez instructor que le dejara en libertad para poder acudir al debate de investidura en el que se presentaba él como candidato a la presidencia de la Generalitat, petición que fue rechazada por el magistrado.

Forn,   exconseller y que junto con Junqueras lleva más tiempo en prisión, entraron en Estremera el pasado 2 de noviembre. Rull y Romeva estuvieron en prisión durante un mes hasta salir bajo fianza y volvieron a la prisión el pasado 23 de marzo cuando se dictó el auto de procesamiento.

El juez Pablo Llarena procesa por rebelión a 13 investigados: a Turull, Puigdemont, Junqueras, siete exconsejeros (Forn, Rull, Comin, Bassa, Ponsati y Romeva), Forcadell, Jordi Cuixat y Jordi Sànchez y Marta Rovira. Artur Mas, Marta Pascal y Neus Lloveras se quedan fuera de la causa del 1 de octubre en el Supremo.

El auto de procesamiento, notificado este viernes, encausa además a otros cinco ex miembros del Govern por malversación y desobediencia (Serret, Borras, Puig, Mundo y Vila). Cinco miembros de la Mesa han sido procesados por desobediencia: Corominas, Guino, Barrufet, Nuet  y Simó. La dirigentes de la CUP Boya y Gabriel también serán procesadas por desobediencia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre