Carmen Balfagón, en su etapa al frente del Imserso.

La sombra de la corrupción se cierne hoy sobre el Imserso debido a una trama de contratos irregulares que se desarrollaron durante varias legislaturas.

Esta institución, que acaba de celebrar sus 40 años de vida, ha sido y es un pilar de las políticas sociales de la Democracia española. En estas cuatro décadas, gracias a profesionales entregados y técnicos expertos en mayores y discapacidad, se han desarrollado políticas e iniciativas vitales para la sociedad que van mucho más allá de los viajes del Imserso.

Hoy, a través de una información publicada en el País, se cierne sobre el Imserso la sombra de la corrupción. Así, según informa este diario, anticorrupción investiga una trama de contratos irregulares con la citada institución en materia de informática.

Según ha podido saber Diario16, ha sido Carmen Balfagón, su última directora general en la etapa de Rajoy hasta la moción de censura, quién detectó estas irregularidades a través de la colaboración de miembros de su equipo y de una funcionaria. Balfagón firmó con una consultora del Ministerio de Defensa la realización de una auditoria ante las sospechas de irregularidades en la contratación informática. Este encargo se realizó en el mes de mayo de 2018, tras una ardua labor de investigación en el seno del Imserso.

La propia ex directora general explica a nuestro medio que, “una vez encargada la auditoría y sin tiempo para realizarla ante la moción de censura contra Rajoy, el 8 de junio se remitieron todas las actuaciones realizadas a la Inspección General de Servicios del Ministerio para que el nuevo equipo tuviera conocimiento de las posibles irregularidades detectadas hasta ese momento”, afirma.

Al no recibir Balfagón ni la funcionaria que ha llevado a efecto esta denuncia, comunicación alguna al respecto, se procedió a poner en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción la situación.

Balfagón aprovecha para reivindicar en Diario16 la necesidad que existe de una ley que proteja al denunciante, “proyecto de ley que ha sido olvidado por todos los partidos políticos”.

Todo ello ha dado lugar, según le consta a la ex directora general, a que los funcionarios que cumpliendo con su trabajo, detectaron las irregularidades en cumplimiento de su deber, no han recibido el trato que se merecen.

 

Todas las miradas puestas en Rafael Beitia

Al margen de la investigación que se desarrolla desde la Fiscalía, nadie en el Imserso pone en duda en qué momento y periodo surgieron estas irregularidades, que parecían difíciles de demostrar hasta que una funcionaria detectó lo que estaba pasando.

Las posibles irregularidades en el Imserso fueron más evidentes cuando Rafael Beitia era su subdirector y Ana Mato ministra

Balfagón, por su parte, prefiere mantenerse al margen de estos comentarios que corren por los pasillos del Imserso desde hace años.

Así, según le consta a Diario16, y nos han confirmado diferentes funcionarios del Imserso, el alto cargo, que llegó a ocupar una subdirección general de esta institución en la etapa de César Antón como director general –puesto que ocupó de enero de 2012 hasta octubre de 2016–, Rafael Beitia, protagonizó a ojos de funcionarios y empresas colaboradoras externas del Imserso iniciativas opacas en adjudicaciones a empresas privadas. Eran los tiempos de Ana Mato al frente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Así, según información que se investiga desde hace años y mucho antes de la auditoria de Carmen Balfagón, en los tiempos de Rafael Beitia en el Imserso, se adjudicaban contratos a una empresa de Santander para grabar ponencias de los cursos que la institución organizaba en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, cuando la propia universidad de verano contaba con su propio circuito para hacer esas grabaciones sin necesidad de que el Imserso tuviera que pagar por ello.

 

Comunicado

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, por su parte, ha enviado hoy un comunicado a nuestro medio en el que afirma que el actual director general, Manuel Martínez Domene, ya ha tomado cartas en el asunto y explica que “en relación con la investigación que ha iniciado la Fiscalía Anticorrupción, el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) ha remitido la documentación que le había sido requerida al respecto”.

La información requerida por la Fiscalía, según explica el ministerio en su comunicado, es “relativa a contratación administrativa de informática correspondiente a la anterior etapa de Gobierno, en especial relacionada con los expedientes de contratación del sistema de información de la dependencia”.

Quien ha ‘tirado de la manta’ con respecto a estas presuntas irregularidades, Carmen Balfagón, con ayuda de la funcionaria, reconoce que al llegar al Imserso se encontró con duplicidad de contratos a empresas privadas, especialmente del área de informática que afectaban a los Servicios Centrales de la institución en Madrid. Por ejemplo, según nos reconoce la que fuera directora general de este instituto, había facturas de las cámaras de seguridad del garaje que nunca funcionaron, así como duplicidad de facturas por trabajos informáticos que realmente nunca se realizaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 7 =