Ourense

El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Ourense, Florentino Delgado Ayuso, ocupa un piso de alquiler puesto a su disposición por la Xunta de Galicia en 2004 pero cuyo contrato fue rescindido en 2016, fecha desde la que nadie paga al propietario las mensualidades.

Delgado, cuando tomó posesión de la Jefatura de la Fiscalía, se instaló en la vivienda después de que el Gobierno gallego firmara un contrato de arrendamiento con un particular. Es importante destacar que en 2004, cuando Florentino Delgado llegó a Ourense, ya se habían suprimido las viviendas que presidentes y fiscales de audiencias provinciales ocuparon durante décadas en las dependencias de los antiguos palacios de justicia, y la Xunta, presidida entonces por Manuel Fraga, se comprometió a financiar el piso del Fiscal Jefe recién llegado a Ourense. Un piso ubicado en el centro de la ciudad de unos 200 metros cuadrados y 950 euros mensuales de renta.

En 2008, la Administración Autonómica, gobernada entonces por el PSOE y BNG, decide suprimir esta partida. Presidencia de la Xunta notificó entonces a Delgado y al arrendador la decisión de rescindir el contrato de alquiler y ofreció al fiscal jefe un plazo de tres meses para que negociase con el propietario las condiciones para quedarse o buscase una nueva vivienda.

Con la llegada de Feijoo a la Xunta en 2009, la Xunta vuelve a pagar el piso y gastos como luz, teléfono o calefacción al Fiscal Jefe pero solo durante un tiempo ya que en 2010, Delgado vuelve a recibir la notificación de que la Xunta rescinde el contrato y deja de pagar las mensualidades.

Así las cosas, el propietario, sin cobrar las mensualidades, presenta demanda contra la Xunta por impago del alquiler de Florentino Delgado y está fechada la vista previa para el día 22 de febrero, aunque es probable que se aplace ya que el Fiscal Jefe ha pedido la prueba documental para acreditar que la Xunta le está pagando luz, agua, teléfono, calefacción, etc.

Delgado, sobre el que actualmente pesan unas diligencias de investigación por parte de la Fiscalía General del Estado por una posible comisión en faltas disciplinarias de grave abstención o retraso injustificado en un procedimiento judicial, inobservancia del deber de abstención, abuso o exceso de autoridad y/o ignorancia inexcusable en el cumplimiento de deberes, ha interpuesto, paralelamente, una querella contra funcionarios de la Consellería de Facenda por otra causa ajena a la que nos ocupa, habiendo sido una de las querelladas parte del equipo técnico que instó en su día la rescisión del contrato de la Xunta relativo a la vivienda que viene ocupando en su condición de Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Ourense.

Probablemente en su condición de interesado de este último procedimiento y por los mismos motivos por los que pesa sobre él la investigación de la Fiscalía General del Estado, Delgado debería abstenerse de ejercer acciones frente a la funcionaria.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre