Parece que es el principio del fin a la inmunidad de la monarquía europea. El mismo día que, como publicó Diario16, la Fiscalía del Tribunal Supremo abre la investigación sobre el papel del rey emérito, Juan Carlos de Borbón, por las posibles comisiones como intermediario ante la adjudicación de las obras del AVE a La Meca a un grupo de empresas españolas, se da a conocer que la Fiscalía federal de Nueva York ha solicitado formalmente interrogar al príncipe Andrés de Inglaterra en el marco de las investigaciones abiertas por los supuestos delitos sexuales perpetrados por el magnate Jeffrey Epstein, que en agosto se suicidó en prisión.

La Monarquía sobrevive todavía en Andorra (principado), Bélgica, Dinamarca, España, Liechtenstein (principado), Luxemburgo (Gran Ducado), Mónaco (principado), Noruega, Países Bajos, Suecia, y también se considera el Vaticano, considerado como un estado independiente desde los Pactos de Letrán de 1929. El Pontífice es el monarca del Vaticano.

Nuevos tiempos

Los nuevos tiempos, tanto desde el punto de vista político -el hecho de que Unidas Podemos forme parte del Gobierno de coalición en España y haya reivindicado su carácter republicano como seña de identidad- como judicial, complican las cosas al Rey Emérito.

 Ayer mismo Diario16 publicaba una exclusiva en la que se confirma la intención del monarca Juan Carlos de trasladar su residencia a la República Dominicana.

Para evitar complicaciones, el Rey Felipe VI ya decidió reducir la familia real tras la abdicación del rey Juan Carlos en junio de 2014. Así, forman parte de la familia real española el rey Felipe VI, la reina consorte, Letizia, sus hijas Leonor, la heredera, la infanta Sofía, así como los padres del rey, los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía. Don Juan Carlos, de 82 años, incluso ya está jubilado: ha dejado de desempeñar tareas institucionales desde junio de 2019.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorPablo Iglesias plantea una renta mínima común en Europa
Artículo siguienteGuerra Civil Z
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre