Ponerse en contra del Gobierno no implica poner en riesgo la salud del resto de la ciudadanía. Esa es una máxima que los “Cayetanos” parece que no entienden. Su “rebelión”, además de absurda, es de una irresponsabilidad que parece no tener límites.

Mientras en sus manifestaciones no dudan en jalear a dictadores como Hitler y Franco, otros han decidido montar fiestas ilegales en pleno estado de alarma como un método de mostrar su oposición a las decisiones adoptadas por el Gobierno. Evidentemente, no hicieron lo mismo cuando Isabel Díaz Ayuso segregó las zonas confinadas y dejó libres a los barrios habitados por los “Cayetanos”. Sin embargo, ahora, con el decreto del estado de alarma para todo Madrid, entonces sí que hay que mostrar disconformidad, aunque pongan en riesgo la salud de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Es lo que ha ocurrido en un local del Barrio de Salamanca donde, según un vídeo que se ha viralizado en redes sociales (@vicmabor) y que ha sido publicado por el diario deportivo Marca, se puede comprobar cómo los asistentes a esta fiesta ilegal bailan al ritmo de la música de un DJ sin mascarilla e ignorando todas las medidas de seguridad contra la propagación del coronavirus.

Esas personas pertenecientes a las clases dominantes parece que no se dan cuenta de que con la actual legislación española están cometiendo un delito contra la salud pública, es decir, que conlleva las mismas penas que se impondrían a narcotraficantes. ¿Creen los “Cayetanos” que su dinero también les sirve para estar por encima de la ley? Al parecer, creen que su oposición al Gobierno les legitima para todo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre